El Alcázar de Sevilla endulzado por las monjas

Muestra anual de dulces de conventos de clausura

| 397 hits

SEVILLA, 7 diciembre 2001 (ZENIT.org).- Entre el 6 y el 8 de diciembre, el Alcázar de Sevilla alberga la muestra anual de dulces de los conventos de clausura de la arquidiócesis de Sevilla, en la que se darán cita 16 monasterios de la diócesis hispalense, seis de la capital y diez del resto de la provincia.



La muestra se venía realizando desde 1984 en el salón Santo Tomás del arzobispado de Sevilla, pero debido a las obras en el interior del palacio arzobispal, este año la exposición de dulces conventuales tendrá su lugar entre las arcadas y salones con reminiscencias moriscas y cristianas del Alcázar Real.

El objetivo de la muestra es, según lo explicaron las religiosas, «dar a conocer a todos los sevillanos y a los que vengan a conocer los dulces estas recetas antiquísimas que elaboran las monjas en los propios conventos, y que son en muchos casos, el único sustento económico de unas comunidades con enormes necesidades».

Como todos los años, se pueden adquirir los dulces de los conventos más conocidos, a los que hay que añadir las novedades gastronómicas de esta edición como las empanadillas de batata y dátiles rellenos de mazapán, del monasterio Madre de Dios; coronillas de almendra, del convento del Socorro.

Por primera vez se presentan tres variedades de dulces sin azúcar, especialmente ideados para diabéticos, del Cenobio de San Clemente, que presentará también roscas de miel al horno o cortadillo de cidra (manzana); el Convento de Nuestra Señora de los Angeles presentará este año turrones de trufa al whisky y praliné a la crema y también un mazapán especial sin azúcar; asimismo el Convento de San Andrés llevará un pastel cordobés y pastas de té, entre otros manjares.

En esta edición colabora con el arzobispado, el ayuntamiento de Sevilla y el cabildo de la catedral. Además los organizadores cuentan con unos cuarenta voluntarios para la carga y descarga de los dulces, así como la atención de los puestos durante los tres días de la muestra.