El arzobispo primado de Argentina pide amnistía para los indocumentados

Propone eliminar las dificultades que impiden su integración

| 915 hits

BUENOS AIRES, 3 septiembre (ZENIT.org).- El arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, Jorge Bergoglio, pidió con motivo de la celebración que tuvo lugar este domingo del «Día del Inmigrante», una «amnistía amplia y generosa» para los indocumentados extranjeros.



En una carta dirigida al responsable arquidiocesano de Migraciones, padre Fabio Baggio, con motivo de este día, el arzobispo lamentó que miles de extranjeros sufran el «drama de la exclusión», como consecuencia de las «insuperables» dificultades, tanto económicas como burocráticas, que les impide acceder a la regularización de su situación migratoria.

«Quiero aprovechar esta ocasión para recordar que en este año jubilar, entre las principales preocupaciones pastorales de la Iglesia en la Argentina, se encuentra la situación de muchos hermanos extranjeros que sufren el drama de la exclusión --reconoce el prelado».

«Miles de inmigrantes --añade--, procedentes de los más diversos países, siguen al margen de los procesos de integración, porque una serie de dificultades insuperables, tanto económicas como burocráticas, no les permite acceder a la regularización de su situación migratoria».

En este sentido, monseñor Bergoglio recuerda la petición de una «amnistía amplia y generosa» que la Conferencia Episcopal Argentina ha dirigido al Gobierno el pasado 11 de mayo.

«Convencidos de que no hay nada que "perdonar" y mucho que "agradecer" a nuestros hermanos migrantes --explica--, el término "amnistía" puede no parecer, en su acepción moderna, el más adecuado; pero seguimos creyendo en la necesidad de una medida extraordinaria que favorezca la regularización de tantos hombres, mujeres y niños que buscan en nuestro país un lugar que les permita vivir con dignidad».

«En un mundo siempre más individualista --concluye--, en el que la discriminación y la xenofobia se presentan como la "natural" defensa contra el miedo hacia el que es diferente, necesitamos de signos concretos de apertura, de hospitalidad, y de valoración hacia las personas que provienen de otra cultura».