El ataque contra el sur de Kordofan socava la paz en Sudán del Sur

Grupo de ayuda destaca la persecución a los cristianos

| 1792 hits

LONDRES, martes 19 de julio de 2011 (ZENIT.org).- El bombardeo continúa en la región fronteriza entre Sudán y Sudán del Sur, Kordofan, y la situación amenaza la paz de la nación más joven del mundo.

El director de la asociación caritativa internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada en Gran Bretaña, Neville Kyrke-Smith, urge una repuesta a los informes que revelan la situación de miles de civiles que están siendo atacados en el sur de Kordofan, violencia que también se dirige contra las iglesias.

De acuerdo con las cifras de la ONU, más de 70.000 personas han huido de sus hogares como consecuencia de la lucha, y decenas de miles de civiles se esconden en las montañas de Nuba tras haber sido bombardeado el Sur de Kordofan, el último bombardeo fue el 11 de julio, según AIN.

Funcionarios de la ONU también destacan que las iglesias han sido tomadas como objetivos.

Kyrke-Smith observó que “cualquier ataque en estos momentos tan delicados socavará la frágil paz y estamos preocupados por aquellos que han sido tomados como objetivos de estos terribles ataques”.

“Un gran número de los Nuba son cristianos y estos ataques específicos sobre las iglesias afectarán a ambas zonas, la de Sudán y la de Sudán del Sur”, añadió.

Sus comentarios continúan las preguntas planteadas en el Parlamento de Reino Unido por Lord Alton de Liverpool sobre las medidas que el gobierno británico está tomando para asegurar la protección y la asistencia humanitaria a las personas atrapadas en la lucha de las regiones fronterizas disputadas.

Kyrke-Smith continuó: “Lo que tememos es que lo que estamos presenciando sea una vuelta a un conflicto que esperábamos que fuese historia- cuando los cristianos y otras minorías religiosas eran tomados como objetivo del gobierno islámico del norte durante la terrible guerra civil”:

“Es vital que la comunidad internacional lleve a ambas partes a la mesa de negociación cuanto antes para poder conseguir una paz duradera”.