El avanzado pensamiento social y agrícola del siervo de Dios Ángel Herrera Oria

Conferencia en la Universidad de la Santa Cruz de Raúl Mayoral, de la ACdP

| 1387 hits

ROMA, lunes 3 diciembre 2012 (ZENIT.org).- El pasado jueves 29 de noviembre, en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, Raúl Mayoral Benito, propagandista, y director general de la Fundación Universitaria San Pablo, impartió una conferencia titulada "El pensamiento del cardenal Ángel Herrera Oria (1886-1968) sobre los problemas del mundo agrícola”.

Tras ser presentado por los profesores Jerónimo Leal y Luis Martínez Ferrer, director y subdirector del Departamento de Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz --informa a ZENIT Francisco Glicerio Conde Mora, de la Universidad San Pablo CEU--, comenzó exponiendo algunos rasgos  de una persona tan relevante para el catolicismo español del siglo XX como fue el siervo de Dios cardenal Ángel Herrera Oria.

Tras realizar una breve biografía del primer presidente de la Asociación Católica Nacional de Propagandistas (ACNdP), Raúl Mayoral afirmó que fue un modelo de apóstol en la vida pública, un creador de instituciones que sirvieron y sirven todavía en nuestros día a la Iglesia.

El ponente destacó en su disertación que entre sus principales obras se encuentran la ACNdP, fundada en 1909, bajo la inspiración del padre Ángel Ayala SJ, de la que Herrera Oria fue su primer presidente, y a la que imprimió su carisma de Oración y Acción, y su compromiso de difundir en los diversos campos de la vida pública la Doctrina Social de la Iglesia Católica.

El ponente afirmó que la ACdP era y es "un instrumento de modernización de España en sus estructuras social, cultural y política".

Raúl Mayoral afirmó en su intervención que las reflexiones de Herrera Oria sobre el campo español comienzan en el contexto de la España del primer tercio del siglo XX, una España con un conflictividad social y política en ascenso.

La respuesta de Herrera frente a la revolución agraria que promovían diversas organizaciones de izquierda fue promover en sus diversos mítines la conciliación laboral entre patronos y campesinos, realizando un apostolado agrario, apostolado en el que siempre tuvo el apoyo de la ACdP que Herrera presidió hasta 1935.

En su ponencia, Raúl Mayoral expuso a los presentes cómo la búsqueda de la Justicia Social en el campo español cristalizó en 1917 en la creación de la Confederación Nacional Católico Agraria, cuya misión, basada en el catolicismo social, fue buscar soluciones a esta problemática agraria, siempre optando por una evolución pacífica frente a una revolución violenta.

Desde la Confederación, en la que los hombres de Herrera Oria participaron, se propuso modernizar el campo español, concediendo créditos agrarios, formando a los campesinos profesional y espiritualmente, convirtiéndose en una plataforma de encuentro entre empresarios agrícolas y campesinos.

En ella, destacó Mayoral, participaron numerosos propagandistas como Antonio Monedero o el segundo presidente de la Asociación Católica de Propagandistas Fernando Martín Sánchez-Juliá.

Afirmó el conferenciante que se encuentran continuas referencias en los Círculos de Estudios de los años veinte y treinta, en los que se hace alusión a la organización de los braceros de Castilla, así como interesantes comparaciones con el asociacionismo católico de otros países europeos como Alemania o Bélgica.

El apostolado de Herrera Oria en el campo andaluz y su constante preocupación, se pone de relieve en sus escritos durante la II República (1931-1936), siendo Herrera Oria presidente la Acción Católica Española, donde continuamente postula la necesidad de la Reforma Agraria, con el fin de evitar la revolución que proponían algunos sectores radicales de izquierda.

Igualmente el conferenciante mencionó que, tras ser ordenado sacerdote en 1940, y nombrado obispo de Málaga en 1947, el siervo de Dios continuó ocupándose de los problemas del campo y los campesinos, promoviendo la Asociación Pío XII de Agricultores en Antequera, preocupándose por sus diocesanos,  hasta el final de sus días en 1968.

Afirmó Mayoral que  las soluciones del Cardenal se basan en las encíclicas promulgadas por los vicarios de Cristo, los sucesivos pontífices, fuentes de la Doctrina Social de la Iglesia, desde la Rerum Novarum del papa León XIII en 1891, pero sobre todo la encíclica Mater et Magistra del papa Juan XXIII en 1961, a la que definía Herrera Oria como la Carta Magna de la agricultura.

Por último, concluyó destacando que desde 2006, en Talavera de la Reina, Toledo, España, como homenaje al pensamiento y la obra de Herrera Oria sobre el campo español, se vienen celebrando las Jornadas Herrera Oria sobre agricultura y ganadería organizadas por la ACdP y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, con el fin de aportar experiencias y conocimientos en forma de soluciones y orientaciones a los problemas del ámbito rural y en la que han participado propagandistas tan destacados como Juan José Sanz Jarquez y Martín Lobo.

Tras el coloquio, con numerosas preguntas de los alumnos presentes, y a continuación de la conferencia, Raúl Mayoral se entrevistó con el cardenal Zenón Grocholeswki, prefecto de la Congregación para la Educación Católica, a quien entregó la memoria de la Fundación San Pablo CEU, y regaló el libro titulado Estudios sobre Ángel Herrera Oria de José Luis Gutiérrez, publicado por CEU Ediciones en la Colección Centenario.

Posteriormente, y antes de regresar a España, Raúl Mayoral se reunió con monseñor Cristóbal Robledo también de la Sagrada Congregación de la Educación Católica y con monseñor Juan Manuel Sierra de la Congregación para el Culto Divino.