El Camino Neocatecumenal prepara una misión en Europa por la JMJ

40.000 jóvenes de todo el continente acudirán este fin de semana a Düsseldorf

| 3790 hits

MADRID, jueves 26 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- En preparación para la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid el próximo mes de agosto, Kiko Argüello y Carmen Hernández, iniciadores del Camino Neocatecumenal, y el Padre Mario Pezzi, se reunirán con 40.000 jóvenes de toda Europa.

La reunión se celebrará el 29 de mayo de 2011, a las 15 horas en el Esprit Arena de Düsseldorf y será presidida por el cardenal Joachim Meisner, arzobispo de Colonia, según explicó el propio Argüello a ZENIT.

Camino de Düsseldorf, estos jóvenes harán “Misiones ciudadanas” por toda Alemania, anunciando a Jesucristo a través de sus experiencias e instando a los jóvenes a participar en la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid con el Santo Padre Benedicto XVI. Durante la reunión, antes de la llamada vocacional, será interpretada la obra sinfónica “El sufrimiento de los inocentes”, compuesta por Kiko Argüello.

El encuentro en el Esprit Arena  tendrá lugar en  italiano y será traducido a ocho idiomas. Antes del encuentro, a las 2:30 p.m. en el vestíbulo del Hotel Tulip Inn, que se encuentra dentro del Esprit Arena de Düsseldorf tendrá lugar una conferencia de prensa en la que Kiko Argüello, Carmen Hernández y el Padre Mario Pezzi, se encontraran con los periodistas.

- ¿Por qué este encuentro en preparación de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid.

Kiko Argüello: El encuentro de Madrid será un acontecimiento muy importante para el futuro de Europa y queremos preparar a los jóvenes. En Madrid habrá cerca de doscientos mil jóvenes de las comunidades neocatecumenales de todo el mundo y cada grupo dedicará unos días a evangelizar en un pueblo o una ciudad.

- ¿Por qué desea presentar a los jóvenes esta sinfonía como una preparación para Madrid?

Kiko Argüello: En esta pequeña obra se muestra a la Virgen María bajo la cruz, contemplando el suplicio de su hijo, siempre sumisa al escándalo del sufrimiento de los inocentes en su carne, en la carne de su hijo: "¡Ay!, que dolor", canta una voz mientrasuna espada atraviesa su alma.

El sufrimiento de los inocentes: personas arrojadas a la calle, muertos de frío; niños abandonados y criados en orfanatos horrendos donde son violados y abusados; la mujer que sabía que sufre de Parkinson, abandonada por su marido y a quien el hijo, enfermo mental, le golpeaba con un bastón y que pedía limosna en frente de mi casa; filas de mujeres y de niños desnudos que van hacia la cámara de gas…  ¡que misterio el sufrimiento de personas inocentes que pagan por los pecados de los demás!

- ¿Es este concierto se llevó a cabo también en Israel frente a un numeroso grupo de hebreos que quedaron muy impresionados. El rabino Rosen dijo: "Hemos experimentado algo realmente magnífico… esta obra magnífica ha mostrado una profunda resonancia con la identidad hebrea, con el sufrimiento de los hebreos y la esperanza de los hebreos." Rabí Levkovitz también se quedó impresionado: "Después de una música que expresa tanto dolor, es muy difícil hablar. Esta música, para mí, ha expresado el gran sufrimiento que hay en el mundo. He aprendido mucho de esta música, porque la música es algo que viene del alma, desde un lugar interior. He venido aquí para decir que me siento como en los días del Mesías" y la directora del conservatorio en Jerusalén, ha dicho:"No tenía ni idea de cuanto me iba a conmover y de cómo me ha cambiado para el resto de mi vida ... he sentido una grandeza y pureza de fe, de amor y de solidaridad que me ha dejado atónita ... esta música ha cambiado algo en mí y ahora me siento vinculado a otra realidad universal". ¿Por qué, en esta ocasión, dedicó este concierto a las víctimas del Holocausto?

Kiko Argüello: Algunos dicen que tras el horror de Auschwitz no se puede creer en Dios. Nietzsche escribió, "Si Dios existe y no ayuda a los que sufren, es un monstruo. Y si no puede ayudarles, no es Dios, no existe".

¡No! No es cierto! Dios se ha hecho hombre para cargar sobre sí el sufrimiento de todos los inocentes. Un guardia de Auschwitz ha dicho que cuando vio la fila de prisioneros que iban a morir tuvo un dolor profundo en su corazón y escuchó una voz que no sabía de dónde venía, que le dijo, "Metete desnudo en la fila con ellos y ve a la muerte".

Esto es lo que hizo Jesús: Él es el inocente, completamente inocente, el cordero llevado al matadero que no abrió la boca, él ha cargado con el pecado de todos. Nos gustaría contemplar y sostener a la Virgen que acepta la espada que, de acuerdo con el profeta Ezequiel, Dios ha preparado por los pecados de su pueblo, y ahora atraviesa el alma de esta pobre mujer; y también de Jesús cuando, en el jardín de Getsemaní, un ángel le ayuda a beber la copa preparada para los pecadores.

El profeta Ezequiel habla de esta espada y de esta copa.

- ¿Qué significa esta profecía de Ezequiel sobre la espada y la copa?

Kiko Argüello: Dios ha visto que su pueblo, que había elegido para ser testigo de su amor a todos los hombres, lo abandona y se hace peor que los demás; entonces el profeta enumera la cantidad de los pecados cometidos: pecados sexuales, incestoentre hermano y hermana, padres que violan a su hija o se van a la cama con la nuera, hombres que cometen adulterio con la mujer del vecino; el sábado no se respeta por amor al dinero, la gente está llena de violencia y de mentiras, derraman sangre; la idolatría de los que sacrifican a los hijos a Moloch ... Dios le había dicho también a su pueblo que no se aliara con Egipto, que era entonces el mayor poder y por tanto tenía la mayor seguridad humana, sino que confiara en Él; pero la gente no le escucha y continúa hasta el abismo de la violencia y la perversión. El profeta tiene una impresionante lista de todas las abominaciones cometidas y después grita: "Espada, espada afilada para matar." Entonces llega Nabucodonosor y la espada entró en Jerusalén y corrió la sangre por las calles y quemaron el templo y se llevó a todo el pueblo exiliado a Babilonia: se cumplieron todas las profecías de Ezequiel.

- Algunos entienden la profecía de la espada como un castigo ...

Kiko Argüello: No, esta espada no es un castigo de Dios. En realidad Dios es paciente y evita que el desastre ocurra por qué no quiere la muerte del pecador sino que se convierta y viva, pero llega un momento en que los hombres con sus pecados, apartándose de Dios, ellos mismos se precipitan en un abismo.

Un abismo físico, pero que es un abismo moral, que es el infierno, la separación total de Dios. El hecho es que han llegado a ser tan pérfidos que caen en un abismo de autodestrucción.

No sólo no es un castigo, pero Dios envía a su hijo, el Padre envía a su Hijo, para que salve a los hombres de este infierno y asocia a su madre a esta obra de llevar sobre sí los pecados. Cristo beberá esta copa de la amargura y la beberá hasta el fondo, para que nosotros podamos recibir el perdón de los pecados; pero sobre todo para que podamos ser curados  del infierno más profundo; y su madre le ayuda dejándose atravesar el corazón con la espada.

- También el Santo Padre cuando invitó a los jóvenes a Madrid, habló del infierno, sobre todo en relación con la situación actual en Europa y Occidente: “La cultura actual… sobre todo en Occidente, tiende a excluir a Dios…, se constata una especie de eclipse de Dios … un verdadero rechazo del cristianismo … hay una fuerte corriente de pensamiento laicista que quiere apartar a Dios de la vida de las personas y la sociedad, planteando e intentando crear un paraíso sin Él. Pero la experiencia enseña que el mundo sin Dios se convierte en un infierno, donde prevalece el egoísmo, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, alegría y esperanza.”

Kiko Argüello: Sí, la situación en Europa y Occidente es muy grave.

Esta profecía de Ezequiel está siempre presente, también para nosotros hoy: no pueden haber en el mundo incesto, matar a los niños por el aborto, robar, matar ...

Es una profecía poderosa que la Virgen ha asumido acompañando a su hijo sobre la cruz, sobre todo para salvar a la humanidad del infierno, porque el sufrimiento más grande no es la muerte física, o el tsunami o los otros desastres: lo más terrible es la muerte del espíritu, vemos hoy la enorme cantidad de suicidios que hay, el abismo en el que se hunde el hombre y la sociedad por separarse de Dios

- ¿Por qué esta profecía en este encuentro?

Kiko Argüello: En esta reunión animaré a los jóvenes a que sean fuertes. Cristo ha bebido la copa y la Virgen se ha dejado atravesar por la espada. Ahora ya podemos evangelizar al mundo y dar a la gente el fruto de la copa de Jesucristo y de la espada de la Virgen: la resurrección y la victoria sobre la muerte.

En resumen, todo esto está relacionado con la nueva evangelización: dar a los jóvenes esta alegría y esta fuerza. La música habla de las profundidades de nuestro ser y nos lleva a amar a la Virgen que lo hace todo para que  podamos evangelizar y salvar a la humanidad.

En Alemania, El Camino está presente en 16 diócesis, con 80 comunidades y dos seminarios Redemptoris Mater para la Nueva Evangelización, en las diócesis de Berlín y Colonia. Hay cinco Missio ad Gentes enviadas por el Santo Padre, dos en Chemnitz, y tres en la diócesis de Colonia.

Son grupos de familias numerosas, cada una acompañada por un sacerdote, que van a vivir en áreas donde la Iglesia está ausente. En Chemnitz por ejemplo, que era la antigua Karlmarxstadt y que iba a ser la ciudad modelo del “paraíso” comunista. Allí, los no bautizados son el 98 por ciento de la población y no saben quién es Jesús. El comunismo ha dejado un vacío que no se puede superar políticamente, pero que sólo Jesucristo puede llenar. Incluso en Rusia en los últimos días, Putin ha reconocido que la mayor amenaza para el futuro es la crisis de la familia y la falta de hijos  y ha propuesto que no se ofrezca el aborto como servicio médico. El cardenal Joachim Meisner, el 25 de marzo de 2011 firmó el decreto para el establecimiento de la misión ad gentes en su diócesis, que es una nueva forma de hacer presente a  la iglesia, no a través de la parroquia tradicional sino a través de una comunidad de personas que viven en el medio de la gente, como era en la Iglesia primitiva.

El Camino Neocatecumenal es un camino de iniciación cristiana reconocido oficialmente por la Iglesia Católica para que, bautizados y no bautizados, puedan iniciar un camino de fe a través del cual puedan redescubrir el bautismo y llevar a cabo una experiencia personal de Cristo y de la salvación.