El cardenal Bergoglio y el presidente de Argentina en una oración por los mártires de la fe

| 913 hits

BUENOS AIRES, miércoles, 12 abril 2006 (ZENIT.org-Aica).- El presidente de Argentina Néstor Kirchner participó en una oración por los mártires de la fe en la parroquia San Patricio, del barrio porteño de Belgrano R, que encabezó el arzobispo de Buenos Aires y presidente del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio.



El jefe de Estado y el purpurado porteño se saludaron estrechándose las manos frente al altar del templo.

«Vine a compartir un oficio religioso. Nunca tuve una mala relación con la Iglesia», aseguró el primer mandatario al salir de la iglesia.

El cardenal Bergoglio destacó, en su reflexión, la actitud de los que dan la vida por Jesús y sus valores y recordó que «es la consecuencia radical de seguir a Dios».

«Ojalá que el testimonio martirial de todos los que dieron la vida por la fe, ayer y hoy, nos ayude a caminar en la unidad», subrayó el arzobispo.

Durante la oración se recordó a todos los mártires de la fe, depositando en el altar una cruz por cada continente, donde estos dieron la vida por seguir a Jesús y sus valores.

Tras la oración, Kirchner solicitó a los autoridades parroquiales conocer la habitación donde los cinco religiosos palotinos –los sacerdotes Pedro Dufau, Alfredo Kelly y Alfredo Leaden, y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Neyra- fueron muertos el 4 de julio de 1976, y al salir dijo que «da escalofríos estar allí».

El arzobispado de Buenos Aires abrió el 8 de agosto de 2005 la causa de canonización de los cinco religiosos, por considerarlos mártires, y el 21 de setiembre se inauguró un monumento para recordarlos en ese templo.

En tanto, Kirchner visitó el 24 de abril de 2005 la basílica de San Silvestre, de la comunidad palotina de Roma, donde dijo que se trató de reafirmar «el compromiso del Estado y del pueblo argentino» en la lucha por los derechos humanos.