El cardenal Brady: “una jornada histórica para los católicos de Irlanda”

Al comentar la Carta pastoral del Papa sobre los abusos cometidos por sacerdotes

| 2174 hits

ARMAGH, domingo 21 de marzo de 2010 (ZENIT.org).- “Una jornada verdaderamente histórica para los católicos de Irlanda”: así comentó el cardenal Séan Brady, arzobispo de Armagh y presidente de la Conferencia Episcopal Irlandesa, la Carta pastoral de Benedicto XVI a los fieles de este país sobre los abusos sexuales a menores perpetrados por sacerdotes.

Al término de la misa celebrada ayer sábado en la Catedral de Saint Patrick en Armagh, en Irlanda del Norte, el purpurado afirmó: “Estoy profundamente agradecido al Santo Padre por su profunda amabilidad y su preocupación”.

“Es evidente en esta Carta pastoral – prosiguió – que el Papa Benedicto siente una profunda consternación por lo que define 'actos pecaminosos y criminales y de la forma como las autoridades de la Iglesia en Irlanda los han afrontado'”.

“El Santo Padre – añadió el Primado de Irlanda – nos llama a afrontar el futuro con valor y determinación. Nadie imagina que la dolorosa situación actual se resolverá rápidamente. Con todo con perseverancia, oración y colaboración en la unidad, sostiene el Santo Padre, podemos tener confianza en que la Iglesia en Irlanda experimentará una época de renacimiento y renovación espiritual”.

“Un aspecto central de esta renovación – comentó el cardenal – es que los fieles tengan un papel pleno en la vida de la Iglesia”.

Como ya hizo Benedicto XVI con ocasión de la última Audiencia general, por la fiesta de San Patricio, el purpurado invitó a los fieles a leer esta Carta – que será leída hoy domingo durante la Misa en todas las parroquias de Irlanda – “con un corazón abierto y un espíritu de fe”.

Y dirigiéndose en particular a los agentes de la comunicación, añadió: “La Carta pastoral no es otra cosa que uno de los muchos pasos del camino de la curación, del arrepentimiento y de la renovación. Os auguro que tengáis éxito en vuestro trabajo de comunicar este especial mensaje de importancia nacional e internacional”.

“Oremos – concluyó – para que la Carta pastoral del Santo Padre sea el comienzo de una gran etapa de renacimiento y esperanza en la Iglesia irlandesa, bajo la protección de la Beata Virgen María”.