El cardenal de Honduras desaprueba la opción de «sacerdotes guerrilleros»

Apoya con claridad toda iniciativa de paz para Colombia

| 1614 hits

SAN JOSÉ, Costa Rica, 18 mar 2001 (ZENIT.org).- El primer cardenal de Honduras, Oscar Rodríguez Maradiaga, ha desaprobado con claridad la opción de un puñado de sacerdotes católicos que en años pasados se unieron a la guerrilla en Colombia.



Al concluir el 14 de marzo una visita a Costa Rica como recién creado cardenal, el purpurado se opuso a la idea de recurrir a la violencia como medio de reivindicación. Ahora bien, también recordó que en Colombia muchos sacerdotes «han pagado con su vida su oposición a los rebeldes» e incluso «hasta un obispo fue asesinado», recordó.

En el origen mismo de los movimientos guerrilleros modernos colombianos, a mediados de la década de los sesenta, se encuentran como protagonistas algunos antiguos sacerdotes. En particular, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), seguidor de la línea del Che Gevara, recibió un impulso decisivo con la adhesión del sacerdote Camilo Torres en 1965, fallecido en una operación armada.

En el liderazgo del ELN se destacó hasta 1998 el español Manuel Pérez, quien dejó el sacerdocio para convertirse en líder del grupo armado.

Por el contrario, el cardenal Rodríguez confesó: «Yo admiro a cualquier persona que tenga un plan de salida a la situación, aunque tenga defectos, porque es mejor hacer algo que no hacer nada», una clara referencia a las negociaciones emprendidas por el presidente colombiano Andrés Pastrana y líderes guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ex presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), que vivió cuatro años en Colombia, donde fue testigo del sufrimiento que ha causado la violencia en el país, añadió: «No se puede permitir que por culpa de un puñado de delincuentes se marque a todos los demás colombianos... no hay que acostumbrarse a la guerrilla».

En estos momentos, como ha confirmado el alto comisionado para la Paz en Colombia, Camilo Gómez, el Gobierno y las FARC están analizando un acuerdo «humanitario» para liberar a un grupo indeterminado de soldados y policías secuestrados por los guerrilleros. La medida quiere preparar el terreno para ulteriores negociaciones.

Rodríguez anunció que visitará Colombia, pero la fecha está en estudio por parte del CELAM.