El cardenal Filoni: los cristianos de Irak se preguntan qué será de ellos

El enviado del Papa a Irak visita a los desplazados en Erbil

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1168 hits

El cardenal Fernando Filoni ha abrazado a los desplazados víctimas de la violencia en Irak, y lo ha hecho de parte del papa Francisco. Como su enviado personal, el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los pueblos, en la ciudad de Erbil, Kurdistán iraquí, ha transmitido la cercanía y solidaridad concreta del Pontífice a esas personas que han tenido que dejar sus casa en la Llanura de Nínive por la ofensiva violenta de los yihadistas del llamado Estado Islámico. 

El purpurado, cuenta en una entrevista a Radio Vaticana que lo primero que hizo al llegar a Erbil fue ir a casa del obispo, "donde ya dentro del jardín, dentro de la iglesia y en otros 23 sitios -en su mayoría las escuelas de la iglesia, las iglesias mismas- han encontrado refugio muchos miles de personas; otros que han podido, se han establecido en familias que les han acogido".

Y explica que él ha "sido acogido muy bien y con mucho entusiasmo, con mucha simpatía por parte de la gente". El purpurado habla no solo de la dimensión material sino de la psicológica que allí se vive: "la gente que ha huido de casa, desenraizada de sus costumbres, de su cultura, de su ambiente....Y por tanto siente también un poco esta necesidad espiritual de ser sostenido desde el punto de vista espiritual mismo y también psicológico". Pero, añade, el futuro es aún incierto y se preguntan "¿qué será de nosotros?". El cardenal expresa su deseo de que esta gente, un día, pueda volver a su casa.

Asimismo, explicando cómo se están organizando para la acogida, el cardenal indica que le parece que por ahora va bien. Ha visitado algunos de estos centros y campos, y explica "puedo decir que hay mucha generosidad, hay mucho compromiso. Lo mismo que he encontrado también por parte del gobierno de Kurdistán". Y así, prosigue narrando que por parte de todos hay mucha disponibilidad, mucha gratitud, "también al Santo Padre por su atención por estos refugiados nuestros, y un compromiso también por venir y por atender algunas necesidades materiales: por ejemplo, la situación de los estudiantes que han tenido que interrumpir la escuela y por tanto los exámenes; la situación más urgente de las familias, también con la necesidad de la asistencia médica, así como la distribución a todos de los productos de primera necesidad". También indica que "algunos campos están organizados de tal forma que funcionan cocinas centrales, se están preparando baños, se están preparando todos aquellas otras estructuras que son primarias y necesarias. Y después se da ayuda a aquellos que están en las familias o que tienen la posibilidad alquilar una casa, sobre todo por parte de las familias que acogen otras familias de refugiados".

Por otro lado, el cardenal Filoni indica que ha entregado la ayuda del Papa a los obispos y destaca que "hay una fuerte gratitud no solo por el compromiso material del Papa, sino sobre todo porque su voz ha hecho presente esta dificilísima, terrible situación en la que se encuentran cerca de 160 mil personas entre cristianos y pertenecientes a otras minorías".

Sobre la situación que allí viven y si la gente tiene miedo por el avanza yihadista, el cardenal indica que lamentablemente, es necesario decir que, "la situación, también desde el punto de vista militar, es aún fluida". El prefecto explica que "se pide ayuda a la solidaridad internacional no solo del punto de vista material, a través de puente aéreos y demás, porque está claro que con tanta gente a la que asistir, también las reservas se han acabado. También es necesario desde un punto de vista político y militar: las autoridades son muy sensibles a pedir la ayuda internacional, porque obviamente Kurdistán no consigue hacer frente a todas las necesidades".

El purpurado afirma que ha escuchado el compromiso político por parte del presidente de la región de Kurdistán, Mas’ud Barzani y "ellos defenderán hasta el final su tierra y con ella también a todos los cristianos y las minorías que hay".