El cardenal Husar propone un Sínodo dedicado a las Iglesias Orientales

Plantea la cuestión de la concelebración con los ortodoxos

| 1052 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 10 octubre 2005 (ZENIT.org).- El cardenal Lubomyr Husar, arzobispo mayor de Lviv de los ucranianos, propuso este lunes que el próximo Sínodo esté dedicado a las Iglesias Orientales.



El presidente de Sínodo de la Iglesia Greco-católica de Ucrania consideró que esta iniciativa es importante para crecer en la comunión dentro de la Iglesia católica, y en la unidad con las Iglesias ortodoxas.

Para mostrar la importancia de esta iniciativa, al tomar la palabra en el Sínodo de los Obispos que se celebra en el Vaticano, afrontó el tema de la Eucaristía en la tradición oriental.

«Mi premisa es que no puede haber duda alguna de que la Eucaristía es fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia. ¡Pero esto también es verdad para las Iglesias ortodoxas!».

«Si la liturgia es la regla de la fe» («lex orandi», «lex credendi»), dijo; «si la Liturgia Divina celebrada por las Iglesias Orientales en comunión con la Sede de Roma y por las demás Iglesias ortodoxas o apostólicas es idéntica»; y «si es recíproco el reconocimiento de la sucesión apostólica de los obispos y, por tanto, de los sacerdotes que la celebran, entonces, mi pregunta es: ¿qué más se necesita para la unidad?»

«¿Existe quizá otra fuente u otra cumbre superior ala Eucaristía?», preguntó. «Y si no existe, ¿por qué no se permite la concelebración?».

Para responder a la pregunta sería muy útil, sin duda, un Sínodo sobre las Iglesias Orientales.

Según el Comité de Asuntos Religiosos de Ucrania, el 1 de enero de 1994, la Iglesia Greco-Católica de Ucrania contaba con 5,5 millones de fieles, 3,328 parroquias, 92 monasterios, 2,051 sacerdotes y 2,721 iglesias .

Esta Iglesia cuenta con representaciones en Rusia, en los países bálticos, en Europa occidental, en América del Norte y del Sur y en Australia.