El cardenal Leonardo Sandri viaja a Líbano y Jordania

El purpurado visitará un campo de refugiados

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 612 hits

La Congregación para las Iglesias Orientales ha informado que el prefecto cardenal Leonardo Sandri, viajará a Líbano del 24 al 28 de mayo, prosiguiendo hacia Jordania hasta el 1 de junio.

Tal y como informa un comunicado de la Santa Sede, el cardenal, además de participar en la ordenación episcopal de los nuevos obispos maronitas de Argentina y de Australia, el domingo 26 de mayo celebrará la santa misa en el Santuario interritual de la Virgen de Zahleh, en la que participarán el arzobispo melquita y los otros pastores de las Iglesias orientales locales con los respectivos fieles. La intención principal de la oración en tal circunstancia será la petición de la paz en Siria, por el Líbano y por todo el Medio Oriente. En los días siguientes, el cardenal encontrará a los patriarcas maronita, melquita, siro y armenio, como también algunas comunidades religiosas y especialmente jóvenes voluntarios de Cáritas Líbano, que están haciendo frente con otros organismos humanitarios a la tragedia de los refugiados procedentes de Siria.

Así mismo, la visita a Jordania estará también dedicada al encuentro con los pastores y los fieles de diferentes comunidades católicas, en particular con la greco-melquita de Petra y Filadelfia y del Patriarcado Latino de Jerusalén, cuyo territorio se extiende por todo el país. El jueves 30 de mayo el cardenal asistirá a la inauguración de la Universidad de Madaba, perteneciente al Patriarcado Latino de Jerusalén. Está prevista la presencia de su majestad el rey Abdallah II de Jordania. Antes de volver a Roma, el purpurado visitará el campo de refugiados sirios y de otras regiones de Medio Oriente.

Finaliza el comunicado: "a todos, los pastores y fieles, autoridades y pueblo del Líbano y de Jordania, el cardenal llevará el saludo afectuoso, lleno de un compartir las preocupaciones y el dolor de estas regiones, del papa Francisco, impartiendo la bendición apostólica como compromiso de cercanía y de esperanza en el Señor por los países de toda la zona de Medio Oriente".