El cardenal Poletto confirma: el Papa irá a Turín en mayo

Con motivo de la próxima exposición de la Sábana Santa

| 1618 hits

TURÍN, miércoles 28 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- El arzobispo de Turín, el cardenal Severino Poletto, confirmó este martes que el Papa visitará Turín el próximo 2 de mayo con ocasión de la próxima exposición de la Sábana Santa, que tendrá lugar en Turín del 10 de abril al 23 de mayo de 2010.

En un mensaje publicado tras ser recibido este lunes en audiencia privada por el Santo Padre, el cardenal italiano concreta algunos momentos previstos en la visita pastoral de Benedicto XVI.

“Como primer acto de la visita, el Santo Padre hará una oración personal ante la Sábana Santa -explica-. Después habrá la solemne concelebración eucarística para todos los peregrinos en la plaza San Juan, a la que seguirá el rezo de la oración del Ángelus”.

Por la tarde, el Papa mantendrá un encuentro con los jóvenes en la iglesia del Rostro Santo (Santo Volto) y, “durante el trayecto, hará una breve parada en el Cottolengo para encontrarse y bendecir a los residentes de la Pequeña Casa de la Divina Providencia”, señala.

En su visita a Turín, “el Papa querrá, sobre todo, dar una palabra de consuelo a tantas personas que sufren, en sintonía con el tema de la ostensión de la Sindone, “Passio Christi, Passio hominis” (pasión de Cristo, pasión de los hombres)”, explica el cardenal Poletto.

Y añade: “Además, en el espíritu de su última encíclica, “Caritas in veritate”, expresará aliento y esperanza a todos los que tiemblan por un puesto de trabajo en esta ciudad, desde siempre considerada “ciudad del trabajo y de la industria”, pero que en estos momentos siente más que otras las consecuencias de una crisis vasta y prolongada más allá de todas las expectativas”.

Para el cardenal, “la jornada que el Santo Padre pasará en Turín será para todos nosotros una ocasión única para encontrarnos con él, rezar por él y con él, y escuchar el particular mensaje que traerá a la Iglesia de Turín y a toda la sociedad civil de nuestro territorio”.

Para la ciudad y diócesis de Turín, añadió, esa visita será “un don extraordinario de su corazón de padre”, y “lo acogeremos con gran afecto y entusiasmo”.

“Eso será para él apoyo y ánimo para continuar por mucho tiempo ofreciendo el bello testimonio de su fe y de la gran sabiduría con la que está guiando la Iglesia -añadió-, convirtiéndose así también, para todo el mundo, en un punto de referencia de importancia primordial para la defensa de los valores fundamentales de la humanidad”.

Benedicto XVI había expresado su deseo de ir a Turín el 2 de junio del año pasado, ante 7.000 peregrinos de Turín recibidos en audiencia especial en el Vaticano, y el pasado 26 de julio durante un almuerzo con el cardenal Poletto y otras personas en su residencia veraniega de Les Combes.

La Sábana Santa no se expone al público desde hace diez años. Desde la última ostensión pública, en el Jubileo del año 2000, la siguiente se esperaba para el próximo Año Santo, en el año 2025.

Sin embargo, Benedicto XVI ha impulsado una nueva exhibición pública de la reliquia para la primavera. Las reservas para contemplarla pueden realizarse a través de la página web www.sindone.org.

En la exposición de la próxima primavera será posible por primera vez ver directamente la Sábana Santa tras la restauración a la que fue sometida en 2002.

En esa intervención, se extrajeron los bordes de tejido quemados en el incendio de 1532 en Chambéry, se descosieron los "remiendos" realizados por religiosas clarisas, y se despegó el paño de Holanda sobre el cual había sido fijada en 1534. El Sudario se expondrá en un nuevo soporte.

En esta ocasión, se ha previsto también un nuevo recorrido para informar a los visitantes sobre la historia y significado del lienzo, complementado con documentos fotográficos inéditos de alta resolución.

Desde diversos países, se están ya organizando peregrinaciones a Turín para la próxima exposición de la Sábana Santa.