El cardenal Ravasi, doctor honoris causa por la Universidad española de Deusto

El purpurado italiano aborda los nuevos desafí­os del diálogo entre ciencia y fe en su Lección Magistral

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 461 hits

La Universidad de Deusto ha nombrado este martes doctor honoris causa por la Facultad de Teología al cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, en el contexto del recién concluido Año de la Fe y la celebración del 50º aniversario del inicio del Concilio Vaticano II. El obispo de Bilbao, Mario Iceta ha ejercido de padrino y ha sido el encargado de hacer la 'Laudatio' del ministro de Cultura del papa Francisco.

"Con este acto, la Facultad quiere reconocer su gran labor al servicio del diálogo de la fe con la cultura, el arte, el pensamiento, la ciencia y las demás confesiones religiosas", señala la web de la Iglesia local. 

Durante la ceremonia académica de investidura, el cardenal Ravasi ha disertado sobre la relación entre ciencia y fe. Una idea que en los últimos años ha potenciado a través de la difusión internacional del "Atrio de los Gentiles, un foro de diálogo entre creyentes y no creyentes.

En su intervención, el purpurado ha señalado que la tendencia actual es que la ciencia y la religión se muevan con respeto reciproco y coherente; la ciencia se dedica a los hechos, a los datos y al cómo, mientras que la religión se consagra a los valores, al por qué.

Por este motivo, ha defendido que entre ambos campos "tiene que haber un diálogo que tiene que continuar y progresar en profundidad". Este diálogo se tiene que hacer "sin miedo y aislamiento, para que cada disciplina se enriquezca, nutra, provoque a la otra ser plenamente lo que debe ser y contribuya a una visión de lo que somos y hacia dónde vamos", ha añadido.

En este sentido, el presidente del citado dicasterio vaticano ha hablado de "distinción pero no separación entre ciencia y fe", porque, según ha dicho, "la ciencia y la religión no están en contraste sino que tienen necesidad la una de la otra para completarse".

Por su parte, el obispo de Bilbao ha destacado "el valor del pensamiento del cardenal Ravasi, que se ha sentido llamado a abrir el diálogo fecundo y creador de nuevos espacios de encuentro con las manifestaciones múltiples del conocimiento".

El purpurado italiano es considerado uno de los hombres más preparados en el campo del diálogo entre fe y cultura de la Iglesia católica. Su amplia producción literaria recoge casi 150 volúmenes con temas, sobre todo, bíblicos y científicos. 

En el Pontificio Consejo para la Cultura, que preside, ha dado prioridad a algunos sectores temáticos, como ciencia y fe (el llamado proyecto Stoq), arte y fe, diálogo con el mundo del ateísmo y de la increencia y con las culturas emergentes. 

La Universidad de Deusto fue fundada en 1886 por la Compañía de Jesús. En su nacimiento coinciden las preocupaciones e intereses culturales tanto del País Vasco por tener una universidad propia como de los jesuitas por establecer estudios superiores en alguna parte del estado español. Se elige Bilbao, un puerto y ciudad comercial que estaba experimentando en esa época un considerable crecimiento industrial.

En la actualidad, Bilbao es el centro de un área metropolitana con más de un millón de habitantes, una ciudad tradicionalmente abierta a Europa. Es, además, un importante centro portuario, comercial y financiero del norte de España. Desde Noviembre de 1997, se ha transformado significativamente bajo un símbolo, un edificio emblemático, el Museo Guggenheim Bilbao. La sede central de la Universidad de Deusto se sitúa al otro lado de la ría, frente al conocido museo.