El cardenal Sarah llevará la solidaridad del papa y el Sínodo a Siria

Un millón de dólares donativo de la Iglesia al martirizado país medioriental

| 1104 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 7 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El portavoz vaticano padre Federico Lombardi SJ hizo pública hoy una nota relativa a la situación en Siria. En la misma, se anuncia que el cardenal Sarah, presidente de Cor Unum, es el encargado de llevar la solidaridad del papa y el Sínodo al pueblo sirio. A este fin, el cardenal visita el vecino país del Líbano entre el 7 y el 10 de noviembre.

*****

"Desde el inicio de la crisis siria, la Santa Sede intervino varias veces en favor de una solución pacífica del conflicto. El santo padre reiteró su petición de que se interrumpiera la espiral de violencia y se promoviera la vía del diálogo y de la reconciliación", afirma el portavoz vaticano en la nota.

"En el reciente Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización fue anunciada, por deseo del sumo pontífice, la misión de un grupo de representantes de los padres sinodales, que querían expresar la solidaridad del santo padre, del Sínodo y de toda la Iglesia a la población en Siria y deseaban manifestar una conmovida cercanía espiritual a las comunidades cristianas del país, junto a un estímulo a cuantos están empeñados en la búsqueda de una solución respetuosa con los derechos y los deberes de todos", añade la nota.

Diversas circunstancias y evoluciones de la situación impiedieron el desarrollo de la misión en el modo previsto. Por tanto, explica el padre Lombardi, "el santo padre, animado del vivo deseo de dar solícito seguimiento a la iniciativa, optó por realizarla con una misión especial del cardenal Robert Sarah, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum".

Al purpurado se confió la tarea de manifestar la sentida participación de Santa Sede y de toda la Iglesia en el proceso de pacificación, expresar la cercanía de la Iglesia universal a las poblaciones duramente probadas y reforzar el compromiso humanitario de la Iglesia católica en la región. A tal fin, el cardenal Sarah visita el Líbano del 7 al 10 de noviembre del corriente.

Están previstos encuentros con los representantes de las Iglesias de los diversos ritos, es especial con pastores y fieles de la Iglesia grecocatólica de Siria y del Líbano, y con grupos de refugiados sirios.

El 9 de noviembre, habrá en Beirut, bajo la dirección de Cor Unum, un encuentro de coordinación con las agencias católicas que actúan en Siria y en los países vecinos, en concreto en apoyo de los refugiados.

La reunión identificará las mayores áreas de intervención y acordará un empeño reforzado de las instituciones católicas en la región, para salir al encuentro de las necesidades de la población siria.

A este fin, se entregará la anunciada donación del Sínodo de los Obispos, "a la cual el santo padre ha querido añadir una personal y conspicua contribución suya, por un monto total de un millón de dólares USA", especifica la nota.

"La Santa Sede --concluye- confía que dicha iniciativa, de naturaleza humanitaria y eclesial, contribuirá a aliviar la situación de cuantos sufren por la actual crisis y a estimular a las partes implicadas, como también a cuantos están preocupados por el bien de Siria, a la búsqueda de una solución equitativa y pacífica del conflicto".