El cardenal Sarah visita Hong Kong con motivo de los 60 años de Caritas

La labor de Caritas es un trabajo incansable para contribuir a la formación y al desarrollo integral del hombre

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 544 hits

El cardenal Robert Sarah, presidente del Pontificio Consejo Cor Unum, ha viajado en las últimas semanas a Hong Kong con motivo de los 60 años la fundación de Cáritas. Es una de las Cáritas diocesanas más grandes del mundo, con más de diez mil voluntarios y proyectos en la India, Japón, Vietnam, Nueva Zelanda, Australia, China.

En una entrevista concedida a la agencia Fides, define la labor de Cáritas Hong Kong como  "un trabajo incansable para contribuir a la formación y al desarrollo integral del hombre". El cardenal ha llevado consigo la preocupación del papa Francisco que “piensa mucho en Asia, particularmente en China. El apoyo que les ofrece es un signo de que la Iglesia tiene en el corazón el bien de todos, independientemente de sus creencias religiosas o políticas”.

El cardenal ha hablado de la presencia de unos 700 representantes de diferentes instituciones de Cáritas, entre las que estuvieron presentes la India, Japón, Vietnam, Nueva Zelanda, Australia, China y otros. Reconoce el purpurado que ha visto con sus propios ojos "el gran trabajo que realiza a diario la Cáritas en estos territorios, en contextos no siempre favorables". Además, añade que Cáritas no se preocupa solo de presente sino que mira al futuro, "para poder colaborar en la construcción de una sociedad relacional". 

Del mismo modo recuerda el cardenal Sarah que durante la conferencia que dio "Ante una nueva era - Abordar la pobreza relacional” puso de relieve ulteriormente la mirada de Cáritas hacia las necesidades reales del territorio, y por lo tanto a la forma de hacerles frente, de modo adecuado, en un contexto de cooperación con todas las instituciones presentes.

Así mismo, habla en la entrevista de que le ha impresionado la gran organización de Cáritas, que ha crecido mucho en los últimos años. Recuerda que ahora cuenta con 5.500 empleados a tiempo completo y con otras 300 unidades de servicio y apoyo continuo. Además colaboran con Cáritas Hong Kong más de 10.000 voluntarios. Ha explicado también que "Cáritas además ha ampliado su radio de atención, sobre todo al campo de la formación, a través de Caritas Bianchi College of Careers, está llevando a cabo una nueva ampliación con la construcción de una universidad católica.

Sobre la situación de la Iglesia en China, el cardenal ha señalado que tras el terremoto en la provincia de Sichuan, el santo padre ha querido mostrar su cercanía especial a los que sufren con un don extraordinario de 30.000 dólares, y explica que "cada don no debe ser visto como un simple soporte material, sino como una mirada vigilante y amorosa, hacia un pueblo que manifiesta su urgente necesidad de cercanía. En conclusión, puedo dar testimonio de que el santo padre piensa mucho en Asia, particularmente en China. El apoyo que les ofrece es un signo de que la Iglesia tiene en el corazón el bien de todos, independientemente de sus creencias religiosas o políticas".