El cardenal Scola guiará una vigilia de oración con catecúmenos y jóvenes

La vigilia con el tema ''Tu fe te ha salvado'', una de las iniciativas del Año de la Fe

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 936 hits

El sábado 23 de marzo a las 20,45 en la catedral de Milán el arzobispo cardenal Angelo Scola guiará la vigilia de oración In Traditione Symboli, a la que están invitados los catecúmenos que recibirán el bautismo en la Vigilia de Pascua y los jóvenes que se encontrarán junto al propio obispo para testimoniar su fe.

La vigilia, como el tema "Tu fe te ha salvado" (Mc 10, 46-52), se enmarca en el Año de la fe que la Iglesia universal está viviendo, y es un paso más en el camino diocesano de los jóvenes "cruzar el umbral" comenzado en septiembre con la Redditio Symboli y continuado con los dos encuentros (enero y febrero) de frente a la historia de la propia fe, durante los cuales el cardenal Angelo Scola se ha detenido con ellos para responder a preguntas y poner algunos puntos sobre el cultivo de la fe en la estación de la juventud.

La Vigilia en Traditione Symboli recuerda el antiguo rito cristiano que prevé en el camino catecúmeno la "entrega del Credo": de aquí la expresión latina Traditio Symboli. Los catecúmenos, recibían en esta Vigilia el Símbolo, se comprometían a aprenderlo de memoria.

Antes de la Vigilia, a las 18.00 en la iglesia de San Antonio Abad los 118 catecúmenos (70 mujeres y 48 hombres, 77 extranjero y 41 italianos) que en la noche de la próxima Pascua recibirán el bautismo en la catedral y en las parroquias de la diócesis, dialogarán con el arzobispo en el curso de un retiro que les hará protagonistas con sus catequistas y acompañantes.

Por primera vez este año la profesión pública de fe, prevista en la segunda parte de la Vigilia, se desarrollará en la plaza de la catedral, donde los jóvenes se colocarán para acoger entre ellos a los catecúmenos. Éstos se les unirán después de haber recibido del cardenal Scola una lámpara como signo de la fe que ilumina el camino y el arzobispo proclamará el Símbolo ayudado por los jóvenes y por los otros bautizados presentes, en representación de toda la comunidad diocesana.

A la Traditio se espera que asistan unos seis mil jóvenes, sobre todo los que participan habitualmente en la vida de las comunidades cristianas, en las asociaciones y en los movimientos eclesiales.