El CELAM como un estilo de comunicación de la Iglesia en América Latina

Entrevista con Susana Nuí­n, secretaria ejecutiva del Departamento de Comunicación y Prensa del Consejo Episcopal Latinoamericano

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 852 hits

Con motivo de la celebración de la Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, que se realiza del 19 al 21 de septiembre en Roma, Susana Nuín, directora de comunicación y prensa del CELAM, ha contado a ZENIT algunas claves de sla intervención que realizó el primer día. Tomaron como experiencia los 57 años del CELAM, para desde ahí mostrar y proponer que "en realidad el CELAM es un estilo de comunicación de la Iglesia Latinoamérica que ha decidido converger en este sistema que es un organismo continental".

"Hablamos de varios caminos que la Iglesia en Latinoamérica ha recorrido en comunicación", explica Susana. "El primero es haber instaurado instancias de comunicación fuertes entre los obispos que fomenten colegialidad. El segundo es el impacto que ha tenido el sembrar en el continente todo el tema del derecho a la comunicación y no solo a la información, la comunicación en toda su dimensión cristiana y que esto hoy florece en nuevas legislaciones. Ninguna legislación es el fin en sí misma,  pero sí podemos decir que es una forma de inclusión muy motivadora. La tercera vía es la labor en educación y comunicación, con autores muy importantes y métodos interesantes. Otro elemento es el fomentar la comunicación alternativa, después llamada comunitaria. La comunicación en América Latina viene desde abajo y viene desde las comunidades porque se ha vuelto una vida y no solo un elemento de información".

También se habló de los desafíos. Un ejemplo de éstos es el "encontrar elementos comunicativos que 'comuniquen la historia' en América Latina. La historia de América Latina está muy fragmentada: la historia del encuentro con Europa, la de las comunidades originarias, afrodescendientes... estas historias todavía no se conjugan en un mosaico y eso nos parecería un deber de la comunicación cristiana unir esas piezas", explica Susana Nuín.

Otro desafío con el que se encuentran en América Latina es "el cómo poder ayudar a sistematizar en un mapa de comunicación las experiencias más relevantes. Hay muchas experiencias y mucha vida pero no se logra ofrecer a otros porque no se sistematiza suficientemente".

Aterrizando en proyectos concretos habla de episcopo.net, que es una red de comunicación para los obispos, "no como algo cerrado sino como una forma de fomentar la colegialidad. Es una plataforma digital comunicativa que tienen como fin la comunicación y la formación". Además de este proyecto el CELAM está atento a todos los proyectos de las conferencias episcopales para fomentar, multiplicar, promover... todo lo que las conferencias hacen en reciprocidad.