El Centro Televisivo Vaticano y Canal 21 de argentina firman acuerdo

Con Bergoglio nació el canal 21 de la archidiócesis. Contiene un importante archivo sobre sus años de obispo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 742 hits

El Centro Televisivo Vaticano (CTV) y el Canal 21 de televisión de la archidiócesis de Buenos Aires han presentado esta mañana en la sala de prensa del Vaticano el acuerdo que acaban de firmar y que permitirá difundir sus archivos de cuando Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires. El CTV presentó además su nueva Master Control Room que permitirá el archivo digital, 

La rueda de prensa ha estado encabezada por monseñor Claudio Maria Celli, presidente del Consejo de Administración del Centro Televisivo Vaticano. Le acompañaron monseñor Dario E. Viganò, director general del Centro Televisivo Vaticano; Julio Rimoldi, director de Canal 21 (Buenos Aires); Stefano D’Agostini del CTV y Benito Manlio Mari, Country Sales Manager, Sony, Italia.


El Centro Televisivo Vaticano, en la óptica de la digitalización completa de las señales televisivas, comenzada con la adquisición de la unidad móvil de alta definición, está procediendo en colaboración con Sony, a la realización de la nueva Master Control Room, es decir del centro de clasificación de señales ubicado en el último piso del edificio del CTV en el Vaticano.

Gracias a esta nueva estructura tecnológicamente avanzada, será posible dar inicio al proceso de transformación y tratamiento de las señales como “files” (fichas), con ventajas indudables de cara al intercambio y archivo de las mismas. Toda la producción, desde la filmación hasta el archivo, pasando por el montaje será “tapeless”, es decir sin utilizar ya las cintas magnéticas que son, como es sabido, el punto débil de la creación y de la conservación de archivos inapreciables como el del CTV que cuenta con 30 años de imágenes de los pontificados de Juan Pablo II, Benedicto XVI y del Papa Francisco.

En esta contexto se incluye también el acuerdo con el Canal 21 que permite al CTV adquirir y distribuir para Italia y Europa el gran archivo de la emisora argentina sobre la actividad del cardenal Bergoglio hasta el 13 de marzo de 2013, día de su elección como pontífice.

Monseñor Celli ha señalado durante la rueda de prensa, que en el contexto de los 30 años de vida del CTV se están realizando varias iniciativas. En este sentido subrayó el éxito que tuvo el DVD sobre Francisco que fue vendido junto al diario italiano Corriere della Sera y también la reestructuración de los locales para la digitalización de todo el material.

Por su parte, monseñor Viganò ha resaltado la importancia que en la actualidad tiene  el mundo audiovisual como una fuente documental fundamental. "Es una responsabilidad para entregar al futuro", ha afirmado. El director general del Centro Televisivo Vaticano ha leído las palabras del papa Francisco al conocer el acuerdo entre ambas televisiones: "Estoy contento del acuerdo que se ha realizado entre el CTV y Canal 21. Se trata de un modo concreto de hacer conocer en Italia y Europa la realidad de la Iglesia de Buenos Aires que, gracias a la solidaridad y a la cooperación del pueblo y de la Iglesia italiana puede contar hoy con una televisión católica diocesana. El uso de las imágenes ayudan a construir puentes y a conocer modalidades de ser Iglesia en las diferentes latitudes del mundo. Ayudan en cierto modo a hacernos menos extraños y a alimentar la comunión".

Para finalizar ha participado Julio Rimoldi, que trabajó junto al cardenal Bergoglio en la archidiócesis de Buenos Aires durante 20 años. Rimoldi ha recordado el desafío que supuso abrir Canal 21 en Buenos Aires. Comenzaron en el año 2004, con muchas dificultades, tratando de crecer. Ha contado que el entonces monseñor Bergoglio no solía ver la televisión sin embargo él entendía la importancia fundamental de este medio como herramienta de evangelización.

Rimoldi, ha destacado también, que ese desafío no es menor del que papa Francisco pide ahora: una Iglesia menos autorreferencial, una Iglesia que salga a la calle, "es lo mismo que pedía en Buenos Aires la clero y el hecho de tener una televisión coincidía con este anhelo del cardenal, para él la televisión era salir al encuentro del otro". Rimoldi ha explicado que Bergoglio les pedía hacer una televisión que no fuera "de sacristía" sino que estuviera basada en los valores fundamentales del servicio y la solidaridad.

Ha comentado también la gran responsabilidad que sintieron el 13 de marzo al convertirse en la "televisión del papa" recibiendo peticiones de otras televisiones de todo el mundo.

Canal 21 tiene un archivo de imágenes del cardenal Bergoglio desde su ordenación episcopal en el año 1992. Sobre este desafío que se les presentó de trabajar a nivel mundial ha señalado que surgió esta posibilidad de delinear un trabajo en conjunto con el CTV a través de conversaciones con monseñor Viganò que ha concluido en este acuerdo. Así mismo, ha afirmado que el papa Francisco se ha manifestado muy contento por está unión entre las dos televisiones y que entiende la importancia de la comunicación.