El coro católico de Westminster Cathedral, puente ecuménico con los anglicanos

Cantó con el de la Sixtina en Roma y trajo la polifonía católica del Renacimiento británico

| 1504 hits

Por H. Sergio Mora

ROMA, domingo 18 noviembre de 2012 (ZENIT.org).- La música sacra es importante para la nueva evangelización, lo está siendo en las relaciones ecuménicas con la Iglesia anglicana y tenemos la suerte de tener "un papa fantástico" que escribe sobre música sacra y liturgia y va directo al centro de las cuestiones. Lo indicó el maestro Martin Baker director del coro católico de la Catedral de Westminster, después del concierto que realizó el 12 de noviembre en la basílica romana de Santa María la Mayor, en conjunto con el coro de la Capilla Musical Pontificia Sixtina, en el ámbito del XI Festival de Música Sacra.

El coro vaticano de la Sixtina a cargo del maestro Massimo Palombella, interpretó estupendamente junto al de Londres dos cantos polifónicos: Tu es Petrus, y la Missa Papae Marcelli, escritos por el compositor del Renacimiento, Giovanni Pierluigi da Palestrina.

La particularidad del coro de Londres --compuesto proporcionalmente por más voces blancas que de adultos- fue la interpretación de músicas tradicionales de la Iglesia católica en Inglaterra, composiciones de autores británicos del Renacimiento y que fueron recuperadas gracias al trabajo de su primer director Richard Terry. Constituido en 1903, el coro de Westminster está reconocido como uno de los más importantes del mundo y para esta actuación en Roma trajo a 17 niños, 10 adultos y un organista.

El coro católico de la catedral de Westminster, como el coro anglicano de la abadía de Westminster, tienen buenas relaciones entre sí y operan en un ambiente ecuménico. Relaciones favorecidas por el viaje a Londres de Benedicto XVI hace dos años atrás, y del que realizó en mayo pasado el coro de la Sixtina.

“Desde hace muchos años --indicó el maestro Baker- somos buenos amigos del Coro de la Capilla Sixtina. Esta no es la primera vez que nuestro coro viene a Roma. La Capilla Sixtina en cambio vino el mes de mayo pasado a Inglaterra a cantar en la catedral de Westminster, en donde dieron un concierto maravilloso”.

Precisó que “ya estuvimos en Roma en los años 70 y también en los años 80, y en 1996, cuando cantamos en Santa Maria Maggiore en un concierto que fue transmitido por la BBC. Digamos una vez cada diez años”.

El maestro Baker, director del coro desde el año 2000, no escondió su emoción: “Obviamente, estamos muy emocionados por estar aquí en el corazón y el centro de la Iglesia católica” y añadió: “Nos sentimos orgullosos de mostrar aquí lo que hacemos en Londres”. Precisó que en la catedral de Westminster ellos cantan todos los días la misa y las vísperas, algo que pocos coros logran hacer.

Una "capilla musical" que trabaja en un país donde la religión mayoritaria es la anglicana con el 55% de la población, seguida por la católica que supera el 7,5%, por lo que, indicó Baker, “trabajamos en un ambiente ecuménico, si bien hemos debido preservar nuestra música de la influencia anglicana”.

Recordó que “el papa estuvo hace dos años en Inglaterra y está realizando un trabajo ecuménico importante”, y añadió: “Benedicto XVI es un papa fantástico, que ha escrito sobre sobre música y liturgia, nos habla muy directo y con las palabras justas, pues sobre la tradición tiene conceptos exactos”.

“Para la nueva evangelización --concluyó el maestro- la música sacra es muy importante, basta ver que la música está en el corazón de los documentos del Vaticano II, en particular el canto gregoriano y la polifonía del Renacimiento. Además el Concilio indicó que la liturgia es fundamental para la fe, y la música sacra es parte fundamental de la liturgia”.