'El deporte es importante para el desarrollo integral de la persona'

Mensaje del papa con motivo del Campeonato Europeo de fútbol

| 1909 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 7 junio 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha enviado un mensaje a monseñor Józef Michalik, presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia, con motivo del Campeonato Europeo de futbol que comienza mañana hasta el primero de julio y que se celebrará en Polonia y Ucrania.

Se trata de un evento deportivo que involucra no sólo a atletas y aficionados, sino también a la vida y a la sociedad de distintos países y ante el cual la Iglesia no puede permanecer indiferente, escribe el papa, que anima a todos, jugadores, técnicos y público a vivir estos días en espíritu de paz y de alegría, informa Radio Vaticano.

Benedicto XVI recuerda las palabras de su predecesor, el beato Juan Pablo II, que decía que "el deporte es importante para el desarrollo integral de la persona y es un elemento muy útil para la construcción de una sociedad a medida del hombre. El sentido de fraternidad, la generosidad, la honestidad y el respeto por el cuerpo ayudan a construir una sociedad civil donde el antagonismo se sustituye por una competencia sana, y donde el encuentro es preferible al conflicto". 

Así entendido, explica el pontífice, el deporte no es un fin sino un medio, puede llegar a ser un vehículo de civilización, animando a las personas a poner en el campo lo mejor de sí mismas y a rechazar lo que podría ser peligroso o gravemente perjudicial para uno mismo o los otros”.

Además, los deportes de equipo, como el futbol, señala el santo padre, “son una escuela importante para educar el sentido del respeto por los demás, incluso del adversario deportivo; ayudan al espíritu de sacrificio personal por el bien de todo el grupo; mejoran las relaciones dentro del equipo, y hacen que se supere la lógica del individualismo y el egoísmo, que a menudo caracteriza las relaciones humanas, para dar cabida a la lógica de la fraternidad y el amor, la única que permite promover --a todos los niveles- el verdadero bien común”.