El destino afín de las imágenes de la Inmaculada de Nagasaki y Guernica

Las cabezas de las “Marías bombardeadas” se expondrán en el Museo de la Paz

| 2735 hits

GUERNICA, viernes 26 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- El 26 de abril de 1937, el primer bombardeo "en alfombra" contra una población civil, llevado a cabo por la Legión Cóndor sobre Guernica, alcanzaba la capilla de la Inmaculada de la iglesia de Santa María de la ciudad española.

De la figura de la Virgen que allí se veneraba, sólo quedaron restos de la cabeza, explica a ZENIT el párroco de Guernica, Iñaki Jáuregui.

Ocho años después, el 9 de agosto de 1945, la bomba atómica destruyó la catedral de Urakami, en la ciudad japonesa de Nagasaki.

La talla de madera inspirada en la Inmaculada Concepción de Murillo que se encontraba en el centro del altar de la catedral sufrió un destino similar al de la Virgen de Guernica.

Entre las cenizas a las que quedó reducido el templo, fue hallada la cabeza de la Inmaculada con las cuencas de los ojos vacías, las mejillas y el pelo carbonizados y una grieta junto al ojo izquierdo que muchos interpretan como una lágrima. Actualmente se la conoce en el lugar como “María bombardeada”.

Las dos “Marías bombardeadas” se encontrarán el próximo mes de abril y se expondrán juntas temporalmente en el Museo de la Paz de Guernica.

El encuentro será posible gracias a una “peregrinación de paz” de la Virgen de Urakami a la ciudad vasca, con motivo del 65 aniversario del bombardeo en Japón.

El arzobispo de Nagasaki, monseñor Mitsuaki Takami, encabezará la peregrinación y presidirá la misa por los difuntos en la parroquia de Guernica, el 26 de abril, aniversario del bombardeo de la ciudad vasca, informó a ZENIT un responsable de la organización de los actos de Guernica, Luis Iriondo.

También está prevista una actuación de músicos del grupo de peregrinos japoneses en un teatro de la ciudad, un acto en el cementerio y una exposición sobre los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki en el Museo de la Paz.

Guernica quedó destruida durante la guerra civil española cuando fue bombardeada por aviones alemanes, suceso que plasmó Pablo Picasso en una de sus pinturas más famosas.

Para Iriondo, superviviente de aquel bombardeo, ahora, todos -atacantes y víctimas- “podemos comprendernos y caminar juntos y en paz”.

Por su parte, el arzobispo Takami, cuyos familiares más cercanos murieron por la bomba atómica, declaró a la agencia Ucanews“ que “la paz nunca puede crearse con violencia”.

“La eliminación de las armas nucleares no ha progresado mucho -lamentó-. Espero que la peregrinación no sólo permita que más personas conozcan el sufrimiento causado por el bombardeo atómico, sino también se convierta en un llamamiento por la paz con el uso de métodos no violentos”.

En referencia a la cabeza de la Virgen dañada por el bombardeo de Guernica, el arzobispo exclamó: “Nosotros también tenemos una aquí: ¡es increíble!”.

La Virgen de Urakami ha salido de Japón dos veces, pero la de este año será la primera peregrinación que realice.

Aunque el programa todavía no está cerrado, está previsto que el grupo de fieles japoneses que acompañen a la Inmaculada en su viaje visiten también otros lugares de España, como la basílica del Pilar de Zaragoza y el templo de la Sagrada Familia de Barcelona.

La peregrinación, sugerida por un católico japonés, podría incluir también visitas a Lourdes y a Roma, así como la participación en una audiencia con el Papa Benedicto XVI en el Vaticano.

Por Patricia Navas