El diario del Papa en malabar, idioma del estado indio de Kerala

Benedicto XVI espera que sea un instrumento de comunión con la Sede de Pedro

| 1081 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 25 de junio de 2008 (ZENIT.org) El Papa Benedicto XVI ha hecho público un breve mensaje de saludo con ocasión de la primera edición del diario vaticano L'Osservatore Romano en malabar, uno de los 22 idiomas oficiales de la India.

El malayalam o malabar es el idioma mayoritario del Estado de Kerala, y lo hablan más de 30 millones de personas. La versión malabar de L'Osservatore Romano está basada en la traducción de la edición inglesa del diario. 

Este iniciativa supone, según el Santo Padre, "un significativo evento en la vida de la Iglesia en India", ya que "permitirá a los más de seis millones de católicos de Kerala estar plenamente informados sobre el ministerio del Papa y sobre la actividad de la Santa Sede, así como estrechar los lazos de la fe y de la comunión eclesial uniendo a la comunidad católica con la Sede de Pedro".

El Papa expresó su deseo de que este servicio informativo "se muestre como una valiosa fuente de instrucción y enriquecimiento de la fe, un incentivo para engrandecer la fraternidad y la cooperación dentro de la ricamente diversa comunidad católica de Kerala, y una ayuda indispensable para la continua labor de evangelización".

Especialmente, agradeció a los directores del Carmel International Publishing House y a todos aquellos que han contribuido a poner en marcha esta iniciativa.

Una señal de la Iglesia a Oriente

En la edición italiana de este jueves, el director de L'Osservatore Romano, Gian Maria Vian, pone de manifiesto la importancia de esta iniciativa, ya que será la primera vez que el diario vaticano será impreso en caracteres no latinos (el malabar tiene su propio alfabeto). Se imprimirá en la India, junto a la edición en inglés que ya está disponible en este país.

Para Vian, esta iniciativa constituye "un signo importante y sin precedentes que la Iglesia de Roma manda a Oriente y a la humanidad de nuestro tiempo"

Esta edición de L'Osservatore Romano en malabar, que ha costado un año y medio de preparación, verá la luz por primera vez el 3 de julio, fiesta de Santo Tomás, Apóstol venerado ese día tanto en Oriente como en Occidente.

Precisamente, las antiguas tradiciones cristianas, afirma Gian Maria Vian, afirman que las primeras comunidades de fieles nacieron en la India con la predicación del Apostol, que se supone murió mártir en Madrás, en la India meridional.

La iniciativa supone, según Vian, "una mirada de simpatía que Benedicto XVI y L'Osservatore Romano dirigen a los seis millones de católicos que viven en Kerala", aunque en sentido amplio, en "un coloquio ideal que se extiende a la India entera y confirma la atención y amistad hacia el inmenso continente asiático, cuya importancia mundial es cada vez mayor desde todos los puntos de vista y en el que el mensaje de Cristo suscita interés".

La India, "que con justicia se precia de ser la más grande democracia del mundo", y que contiene un escenario religioso "tan plural como fascinante", ha vivido recientemente, señala Vian, "episodios de violencia e intolerancia contra los cristianos a causa de fundamentalismos irracionales y fanáticos".

Gian Maria Vian señala que, en este contexto, la iniciativa "será un instrumento al servicio de las comunidades católicas de Kerala, articuladas en diversos ritos, y por tanto a la obra de evangelización y del diálogo ecuménico que las ha marcado", un diálogo que ha atravesado muchas dificultades y que el reconocimiento de los últimos Papas hacia estas comunidades ha hecho posible.

Además de la edición cotidiana y semanal en italiano, el periódico del Papa se puede leer una vez a la semana en español, inglés, francés, alemán, portugués y polaco (http://www.vatican.va/news_services/or/index_sp.htm).