El ELN colombiano liberará a los turistas, anuncia el arzobispo de Medellín

Tras entrevistarse con un portavoz de la formación guerrillera

| 927 hits

MEDELLÍN, 28 octubre 2003 (ZENIT.org).- Los guerrilleros colombianos del «Ejército de Liberación Nacional» (ELN) han pedido al arzobispo de Medellín, monseñor Alberto Giraldo Jaramillo, que anuncie la próxima liberación de los siete turistas secuestrados por el grupo el mes pasado en la región de Sierra Nevada de Santa Marta, al norte de Colombia.



El prelado, el director de Pastoral Social del Episcopado colombiano, monseñor Héctor Fabio Henao, y el secretario de la Comisión de Conciliación Nacional, padre Darío Echeverri, se entrevistaron el lunes pasado con Francisco Galán, un guerrillero del ELN recluido en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí (departamento de Antioquia, noroeste), según confirmó «Efe».

«El ELN dice liberar a los siete ciudadanos extranjeros y comienza con el ciudadano vasco –Asier Huegun Etxeberría-- a principios de la semana entrante», anunció monseñor Giraldo el lunes al salir de la entrevista de más de tres horas.

Ocho turistas fueron secuestrados por el ELN el pasado 12 de septiembre cuando intentaban llegar a uno de los puntos arqueológicos más importantes del país: la «Ciudad perdida», construida por los indios Tayrona. El británico Matthew Scott logró huir el mismo día.

Los rebeldes llamaron esa operación «Allende vive», por el treinta aniversario del derrocamiento y muerte de Salvador Allende, el presidente socialista de Chile, justificándola en la necesidad de denunciar en el ámbito internacional la crisis humanitaria que afrontan los lugareños del macizo montañoso.

Desde entonces, 2.000 hombres intentan localizar la columna del ELN que perpetró la acción. Permanecen aún retenidos cuatro israelíes --Beni Daniel, Orpaz Ohayon, Ido Yosef Guy y Erez Altawil--, un británico --Mark Henderson--, una alemana –Reinhel Welgel— y el español Asier Huegun Etxeberría.

En esta ocasión, la liberación de los prisioneros habría sido negociada sin condiciones por parte del grupo guerrillero.

El ELN renuncia así a su exigencia original de entregar a Asier Huegun Etxeberría, español de 29 años nacido en San Sebastián, a una comisión que, según el grupo, debían contar con la presencia de representantes del Partido Nacionalista Vasco (PNV), de Eusko Alkartasuna y de Socialista Abertzaleak, heredera de la ilegalizada formación Batasuna –brazo político de la banda terrorista ETA--.

La condición fue rechazada de inmediato por el presidente colombiano, Álvaro Uribe.

«La palabra la tiene ahora el Gobierno», dijo el arzobispo Giraldo, quien informó del compromiso rebelde en una breve declaración a la prensa. Según sus palabras, el ELN anunció la entrega de los turistas en una nota titulada «Un gesto por el futuro de la patria».

En el comunicado, el grupo rebelde acepta la propuesta eclesiástica de realizar una «verificación» a la crisis humanitaria en la Sierra Nevada, reserva de pueblos aborígenes.