El episcopado español condena el último atentado de ETA

| 414 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 18 diciembre 2002 (ZENIT.org).- Los obispos españoles condenaron este miércoles el último atentado de ETA, cometido en Collado-Villalba (Madrid) en la tarde del día anterior, en el que fue asesinado el guardia civil Antonio Molina y fue herido en el brazo su compañero Juan Aguilar.



En una nota leída por el obispo de Coria-Cáceres, monseñor Ciriaco Benavente, al término de la rueda de prensa en la que se presentó un documento sobre pastoral gitana, los obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española dejan constancia de su rechazo al atentado.

Citando la última Instrucción Pastoral sobre el terrorismo, aseguran que «el terrorismo es intrínsecamente malo y que, por tanto, no puede ser nunca justificado por ninguna circunstancia», y que «nunca puede existir razón moral alguna para el terrorismo».

Los prelados han querido manifestar «su más sentido pésame a la familia de don Antonio Molina y al Cuerpo de la Guardia Civil» a la vez que «hacemos votos por el rápido restablecimiento del guardia herido».