El episcopado venezolano considera inaceptable la reforma promovida por Chávez

| 2573 hits

CARACAS, viernes, 19 octubre 2007 (ZENIT.org).- Los arzobispos y obispos de Venezuela han publicado este viernes una exhortación en la que califican de «inaceptable a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia» la reforma constitucional que está impulsando el presidente Hugo Chávez.



Los prelados, tras haberse reunido en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, consideran que «la proposición de un "Estado Socialista" es contraria a principios fundamentales de la actual Constitución, y a una recta concepción de la persona y del Estado».

Según la exhortación episcopal, «la propuesta de reforma excluye a sectores políticos y sociales del país, que no estén de acuerdo con el Estado Socialista, restringe las libertades y representa un retroceso en la progresividad de los derechos humanos».

«Por cuanto el proyecto de Reforma vulnera los derechos fundamentales del sistema democrático y de la persona, poniendo en peligro la libertad y la convivencia social, la consideramos moralmente inaceptable a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia», indica el episcopado.

«Solamente quien es libre, construye la paz», aclaran los obispos citando la bienaventuranza de quienes «trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios».

«Cada uno de los cristianos está, pues, llamado a descubrir y promover caminos de justicia y reconciliación en la familia, en cada comunidad, en toda la nación», concluye la exhortación.

Chávez presentó el pasado 15 de agosto ante la oficialista Asamblea Nacional (AN) un proyecto de reforma de 33 de los 350 artículos de la Constitución de 1999, al cual una comisión especial parlamentaria agregó otros 25 artículos la semana pasada.

Entre las propuestas de la reforma constitucional están la reelección presidencial indefinida (que garantizaría la reelección indefinida de Chávez) o la eliminación de los derechos a la información y al debido proceso durante los estados de excepción.

La tercera y última discusión parlamentaria de la reforma comenzó el pasado martes, y la directiva de la AN aspira que el proyecto de 58 artículos sea aprobado este mismo mes para someterlo a referendo popular el próximo 2 de diciembre, fecha que sugirió el Consejo Nacional Electoral (CNE).