El Estado de la Ciudad del Vaticano dice adiós a la lira

Última emisión de monedas antes de la adopción del euro

| 983 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 7 noviembre 2001 (ZENIT.org).- Al igual que Italia y la República de San Marino, el Estado de la Ciudad del Vaticano se prepara para adoptar el euro el 1 de enero de 2002, el euro vaticano, dejando atrás la «Lira vaticana» que ha estado en curso durante seis pontificados.



En estos días, el Estado pontificio ha emitido las últimas liras, ocho monedas distribuidas en 26 mil ejemplares, acuñadas siguiendo un modelo creado por la artista italiana Laura Cretara.

Llevan la efigie de los seis Papas en cuyos pontificados se han emitido liras vaticanas, recapitulando así la historia de esta moneda. Se trata de Pío XI, Pío XII; Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, y Juan Pablo II.

Una de las monedas propone la imagen de Pío IX, último Papa con autoridad ejecutiva en los Estados Pontificios, y la octava, en plata, por valor de mil liras, apunta hacia el futuro, a la nueva etapa de cooperación en Europa, simbolizada en la adopción de una moneda común.

La lira vaticana nació con los Acuerdos de Letrán, el «concordato» firmado el 11 de febrero de 1929 entre la Santa Sede e Italia en tiempos de Pío XI y de Benito Mussolini.

El concordato selló el reconocimiento oficial de la pérdida de los Estados Pontificios y estableció una indemnización a la Iglesia por la confiscación de sus bienes. Entre otras cosas, además, incorporó al Estado de la Ciudad del Vaticano en la zona monetaria italiana.