El gobierno de Vietnam favorable a la presencia de las Misioneras de la Caridad

La congregación fundada por la beata Teresa de Calcuta

| 408 hits

HANOI, martes, 20 junio 2006 (ZENIT.org).- Tras la visita de la superiora general de las Misioneras de la Caridad --Sor Nirmala Joshi-- a Vietnam, se perfilan posibilidades de labor para las religiosas de la Madre Teresa [de Calcuta] en el país asiático tras años de prohibición.



Presente en Hanoi el pasado 8 de junio, la religiosa recibió la propuesta de algunos funcionarios del gobierno --responsables de la política religiosa vietnamita-- orientada a que prepare un proyecto explicativo de las actividades que su congregación podría desarrollar en el país, confirma este martes la agencia «AsiaNews» del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras.

Tal proyecto habría que someterlo después al Comité de Asuntos Religiosos y al Departamento para los Trabajadores, los Inválidos y Asuntos Sociales (el «Dolisa»).

Según refirió Sor Maria François Ha Thanh Tinh --de la Congregación Caridad de Jesús, activa en Vietnam e inspirada en la espiritualidad de la Madre Teresa-- a la agencia del PIME, en el encuentro entre la religiosa india y Dhang Tai Than --del Comité de Asuntos Religiosos en Hanoi--, el funcionario hizo pública «la intención del gobierno de apoyar las actividades de las Misioneras de la Caridad en el país».

Las religiosas de la Madre Teresa nunca han tenido casa en Vietnam; allí su presencia ha sido intermitente.

Fue en 1974 cuando el arzobispo de la entonces Saigón, monseñor Paul Nguyen Van Binh, invitó a la ya beata Teresa de Calcuta a desarrollar actividades pastorales y sociales en su circunscripción eclesiástica.

Algunos hermanos misioneros de la Caridad empezaron así su labor con leprosos, pobres, marginados y niños abandonados, pero en 1975, con la victoria comunista, los religiosos fueron expulsados, junto a todos los sacerdotes y religiosas.

El «Dolisa» invitó oficialmente a la Madre Teresa en 1993 a desarrollar su trabajo en Vietnam. Entonces había cuatro religiosas atendiendo a niños discapacitados en la provincia de Ba Vi y otras cuatro en Ho Chi Ming City.

Pero las grandes dificultades derivadas de la rígida política religiosa del gobierno impidieron a las Misioneras de la Caridad abrir una casa y llevar adelante actividades caritativas o de asistencia social, apunta la agencia del PIME.

En su viaje del 5 al 8 de junio, Sor Nirmala ha tenido oportunidad de conocer de primera la realidad de Vietnam, así como proyectos de ayuda ya emprendidos por la Congregación Caridad de Jesús.

La Santa Sede y la República Socialista de Vietnam no tienen relaciones diplomáticas, pero hace tiempo que siguen un camino de reacercamiento. En los últimos años se han sucedido visitas de una delegación vaticana al país asiático.

Más de 80 millones de habitantes tiene la República Socialista de Vietnam; de ellos, una proporción superior al 80% no practica credo alguno. La cifra de católicos en el país se calcula por encima de los 6 millones de fieles, entre quienes la práctica religiosa es muy elevada (80-90%).

Más información sobre la beata Teresa de Calcuta (1910-1997) y la familia religiosa por ella fundada en www.motherteresa.org.