El gran mufti de Damasco le escribe al Papa: Trabajemos juntos por la paz

Y agradece el apelo basado en la fe, para ayunar y orar juntos a Dios Todopoderoso

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1218 hits

En la Plaza de San Pedro (si es posible) o en la gran mezquita de los Omeyas en Damasco, el Gran mufti de Siria, Ahmad Badreddin Hassou, líder espiritual del Islam sunita, acogiendo el apelo del Papa, estará orando y ayunando por la paz en su país.

El mufti ha enviado, a través de la Nunciatura Apostólica en Damasco, una carta oficial al papa Francisco y se prepara para participar en la jornada especial pro-Siria, del 7 de septiembre, proponiendo a la Santa Sede que se organice un encuentro interreligioso, informó hoy la Agencia Fides que dio a conocer el texto.

En la misiva el gran mufti define el llamamiento del Papa Francisco como “hijo de las leyes celestiales”, alabando la iniciativa de “orar por la paz en Siria”, como “buena y un bien para la humanidad”.

“Santidad - dice el texto – le damos las gracias por este apelo de gran humanidad, basado en la fe, para ayunar y orar juntos a Dios Todopoderoso para que pueda traer paz a la tierra y nos proteja de la fuerza del mal y la opresión”. Contrariamente ocultaríamos "la luz resplandeciente de la fe, la caridad, la misericordia y la paz, que usted pide y todos nosotros pedimos, como lo hicieron los Profetas y Mensajeros de Dios”.

Mostrando su “profunda gratitud por su atención espiritual”, el mufti expresa el deseo de “estar junto al Papa en el momento en que la oración se elevará al Dios Altísimo”, y afirma: “Estaremos juntos de todos modos, el 7 de septiembre, para elevar nuestra suplica a Dios”, y propone a la Santa Sede “organizar una cumbre espiritual con los líderes religiosos en Damasco o en el Vaticano: así tal vez podamos detener el fuego de los que quieren destruir la tierra de Abraham, Moisés, de Jesús, de Mahoma”.

“Vamos de la mano - continúa la carta - en la difusión de la paz y la seguridad para todos los pueblos del mundo, para hacer frente a los extremistas y a las divisiones sobre la base de la religión o el origen étnico. Continuamos nuestro viaje tras las huellas de los profetas, los santos, los justos y los hombres de buena voluntad”. “Que usted pueda permanecer, Santidad - concluye el texto que ha llegado a la Agencia Fides - bajo la protección, la guía y la providencia de Dios, así llegaremos juntos al lugar de la plenitud de la fe y de la luz”.