«El hombre que hacía milagros», la historia de Cristo animada

Éxito del preestreno español de la película producida por Mel Gibson

| 843 hits

MADRID, 20 julio (ZENIT.org).- Esta mañana ha tenido lugar el preestreno para prensa de «El hombre que hacía milagros», una superproducción anglo-rusa, que cuenta con el apoyo del actor Mel Gibson, y en la que se relata la historia de Jesús de Nazaret. En lugar de actores de carne y hueso, Jesús y sus discípulos miden 30 centímetros, están hechos de látex y han costado más de dos años de esfuerzo e investigación acerca de la figura de Cristo y la época en que vivió.



Presentada en España por Araba Films, «El hombre que hacía milagros» fue estrenada en Semana Santa en Europa, cosechando todavía, en países como Gran Bretaña, las primeras posiciones en taquilla. Con una cuidada presentación, la película mezcla sabiamente los decorados y muñecos de látex con los dibujos animados (en los que se representan los sueños, parábolas y tentaciones).

La película, que ha sido concebida como un experimento ecuménico y pedagógico, ofrece algunas novedades respecto a otras historias, como por ejemplo los trabajos como carpintero de Jesús o la presencia de más personajes en la Última Cena. Además, para hacer la historia accesible a los más pequeños, la trama gira en torno a la hija de Jairo, a través de cuyos ojos Cristo realiza su misión salvadora.

Sin embargo, los momentos más emotivos se dan en el momento del prendimiento y la crucifixión, alcanzando los muñecos una crudeza tal que hacen saltar las lágrimas del espectador. También se hacen guiños al humor, como el carácter de Pedro al conocer a Jesús, o la incredulidad de Tomás.

En cuanto al doblaje, hay que destacar la presencia de Ralph Fiennes («El paciente inglés», «La lista de Schindler») como Jesús, o de William Hurt como Jairo.

Durante el preestreno --patrocinado por la cadena Cope--, que tuvo lugar el lunes en los cines Palafox de Madrid, asistieron autoridades religiosas, como el nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro de Castro, y el obispo secretario de la Conferencia Episcopal, Juan José Asenjo, así como miembros de las organizaciones católicas españolas.

El estreno en las pantallas españolas tendrá lugar el próximo día 4 de agosto.