Comparta este artículo

El Instituto para las Obras de Religión (IOR) abre sus puertas a los periodistas

Cipriani: ni cuentas anonimas ni operaciones con bancos off-shore. Deseamos transparencia para acabar con este velo de misterio El IOR no tiene finalidad de lucro, no hay cuentas anónimas o cifradas, el sistema no permite operaciones sin los parámetros identificativos, todas las operaciones son trazables por diez años, …