El mayor encuentro religioso de la historia de la República Checa

En un país secularizado, el Papa reúne a 150 mil peregrinos

| 2741 hits

PRAGA, domingo, 27 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI presidió el acto religioso más numeroso en la historia de la República Checa al congregar este domingo a 150 mil peregrinos en la misa que presidió en la explanada que se encuentra junto al aeropuerto de Brno, capital de Moravia.

En este país de algo más de diez millones de habitantes, en el quienes no se reconocen en ninguna religión constituyen el 59 por ciento (según los datos del último censo), el Papa concentró su mensaje en una palabra: "esperanza".

"La experiencia de la historia muestra a cuáles absurdidades llega el hombre cuando excluye a Dios del horizonte de sus elecciones y de sus acciones, y cómo no es fácil construir una sociedad inspirada en los valores del bien, de la justicia y de la fraternidad, porque el ser humano es libre y su libertad permanece frágil", explicó.

"El hombre tiene necesidad de ser liberado de las opresiones materiales, debe ser salvado, y con mayor profundidad, de los males que afligen el espíritu. Y ¿quién puede salvarlo sino Dios, que es Amor y ha revelado su rostro de Padre omnipotente y misericordioso en Jesucristo?", preguntó.

"Nuestra firme esperanza es pues Cristo: en Él, Dios nos ha amado hasta el extremo y nos ha dado la vida en abundancia , esa vida que cada persona, algunas veces incluso sin llegar a saberlo, anhela poseer", aseguró.

Además de los peregrinos checos, escuchaban a Benedicto XVI fieles procedentes de países vecinos: Eslovaquia, Polonia, Alemania, Hungría y Austria.

Era la primera vez que un Papa visitaba esta ciudad. La importancia del acontecimiento quedó subrayada con la presencia del presidente Václav Klaus y su esposa.


Benedicto XVI concluirá este domingo su decimotercer viaje apostólico internacional celebrando la santa misa en la festividad litúrgica de san Wenceslao, patrono de la nación, en la explanada de Melnik en Stará Boleslav.

A continuación dirigirá una mensaje a los jóvenes en esa misma explanada y luego se despedirá de los checos en el aeropuerto internacional Stará Ruzyne de Praga.

[Es posible leer la homilía que dirigió el Papa este domingo en la sección de documentos de la página web de ZENIT, www.zenit.org]