El Meeting de Rímini pide aplazar la aprobación de la Constitución europea

Por no mencionar las raíces cristianas del Continente

| 928 hits

RÍMINI, 26 agosto 2003 (ZENIT.org).- El Meeting por la amistad entre los pueblos, que organiza el movimiento Comunión y Liberación, ha pedido que no se apruebe la actual propuesta de Constitución europea, pues ignora su raíces cristianas.



La propuesta fue presentada por Roby Ronza, portavoz del encuentro que del 24 al 30 de agosto reúne a unas 600.000 personas en la localidad costera de Rímini, al gobierno italiano, que desempeña este semestre la presidencia de turno de la Unión Europea, y que busca el consenso para aprobar la Constitución en este otoño en Roma.

Ronza pidió en una declaración este lunes una «radical revisión del proyecto», lo que implicaría «un aplazamiento en la firma de la Carta constitucional europea».

El mensaje de saludo al Meeting, enviado en nombre de Juan Pablo II por el cardenal Angelo Sodano, constataba que este encuentro debe recordar «a los pueblos de Europa, que parecen vacilar bajo el peso de su historia, dónde se hunden sus raíces».

El Meeting fue inaugurado el domingo por la intervención del presidente de la Cámara italiana, Pierferdinando Casini, quien también recordó la necesidad de remontarse a las raíces cristianas para comprender Europa.

Silvio Berlusconi, primer ministro italiano, respondió a la petición del Meeting en una entrevista concedida este lunes al semanario diocesano «Verona fedele» en la que afirma que la propuesta será difícilmente aplicable.

«Me doy cuenta de que, junto a Italia, sólo España, Irlanda y Polonia» apoyan la mención de las raíces cristianas, reveló, mientras que, según él, 21 países se oponen.