El ministro general visita las comunidades de capuchinos en Turquía

El hermano Mauro Jöhri se encontró con el Papa en Éfeso

| 591 hits

ROMA, miércoles, 29 noviembre 2006 (ZENIT.org).-El hermano Mauro Jöhri, ministro general de los capuchinos, ha hecho coincidir su visita a los religiosos de su Orden en Turquía, unos 25 actualmente, con el viaje apostólico de Benedicto XVI.



El ministro general de los capuchinos acompañado del definidor general, Peter Rodgers, salieron para Turquía el martes 28 de noviembre.

Este concelebraron la eucaristía junto al Papa Benedicto XVI en el santuario de la Casa de María en Éfeso.

Su visita pastoral les llevará a visitar a los religiosos capuchinos que cumplen su misión en diversos lugares de Turquía: Esmirna, Adana, Tarso, Mersin, Iskenderun, Antakya y Estambul, terminando con un encuentro con todos los capuchinos de la Custodia la mañana del 4 de diciembre.

El Papa Sixto V pidió a los capuchinos que fueran a Turquía en 1587. A lo largo de estos siglos, capuchinos italianos y franceses, así como de otras partes del mundo, han estado en diferentes lugares de Turquía: Antakia, Adana, Mersin, Tarso, Estambul, Esmirna, Iskenderun y Trabzon entre otros.

En este país, informan los capuchinos, «el ministerio nunca ha sido fácil, pero siempre ha sido un ministerio de amor y de sacrificio por el bien de la humanidad».

La presencia del Ministro General en estas fechas, añaden, «va a ser un mensaje de solidaridad con sus hermanos capuchinos (unos 25 actualmente), y con todos los franciscanos/as presentes en Turquía, que son un diario instrumento de diálogo pacificador y convivencia pacífica».

El hermano Mauro ha pedido a todos los hermanos y hermanas capuchinas de todo el mundo rogar por el Santo Padre y por su visita a Turquía.

En Turquía, los musulmanes sunníes son el 75%, y el 25% son chiíes alawitas. En una población total de 75 millones de habitantes, sólo hay unos 100.000 cristianos, de los que 65.000 pertenecen a la Iglesia Ortodoxa Armenia; 30.000 son católicos y 3.500, protestantes. Los judíos son 23.000.