El 'nobel' de Teología a un historiador francés y a un jesuita estadounidense

Los ganadores del Premio Ratzinger 2012 son Rémi Brague y Brian E. Daley

| 1559 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 28 septiembre 2012 (ZENIT.org).- Los dos ganadores del Premio Ratzinger 2012 son un filósofo e historiador del pensamiento, Rémi Brague, y un teólogo y patrólogo Brian E Daley, menos conocido en Italia, pero de importancia internacional, especialmente en el área anglófona.

El resultado fue anunciado hoy por el cardenal Camillo Ruini, presidente del Comité Científico de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI y el presidente de la misma, monseñor Joseph A. Scotti, durante presentación en la sala de prensa de la Santa Sede.

"El propósito de la Fundación es centrar el debate de la cuestión de Dios -dijo monseñor Scotti- del Dios vivo". Y recordó las palabras del papa en su homilía de Pascua de este año: "La oscuridad realmente amenazante para el hombre es el hecho que él, en verdad, es capaz de ver e investigar las cosas tangibles, materiales, pero no puede ver a dónde va y de dónde viene". Y que "la oscuridad sobre Dios y la oscuridad sobre los valores son la verdadera amenaza para nuestra existencia y el mundo en general".

"Rémi Brague es, en mi opinión -indicó el cardenal Ruini- un verdadero filósofo y al mismo tiempo un gran historiador del pensamiento y de la cultura, que combina la fuerza especulativa y la visión histórica fe cristiana y católica, sin complejos. Personalmente, estoy muy contento de que le hayan conferido el premio Ratzinger".

"Conozco menos sobre el padre Brian Edward Daley", señaló su eminencia, si bien luego de leer tantas publicaciones y actividades curriculares, como docencias universitarias, concluyó: "Es por lo tanto un gran historiador de la teología patrística, pero también un hombre muy ocupado en la vida y misión de la Iglesia, que combina el rigor científico ejemplar con una pasión por el Evangelio".

Monseñor Scotti por su parte, precisó que “La creación del Premio Ratzinger quiere presentar ante la opinión pública 'la cuestión de Dios'", una de las tres actividades del trabajo ordinario de la Fundación. Las otras dos son las becas de estudio que la Fundación ofrece a los doctorandos en teología, así como los congresos de alto valor científico que la Fundación promueve.

La ceremonia para conferir el premio, el próximo 30 de octubre, dijo el director de la Fundación, será como el año pasado en la Sala Clementina, después del saludo de Benedicto XVI, se entregará el premio que es un pergamino y la suma de 50.000 euros. A continuación será el discurso del Santo Padre. "Muy fraternal sin escenarios especiales", afirmó.

El año pasado en Bydgoszcz, Polonia, se celebró el primer congreso patrocinado por la fundación en el que participaron 32 universidades de Europa.

Este año, el segundo congreso se celebrará, poco después de la entrega del Premio Ratzinger, del 8 al 9 de noviembre. Más de 90 universidades se han adherido y el tema antropologico será: "Qué es lo que hace que el hombre sea hombre".

"La Fundación contará -señaló el obispo Scotti- con la estrecha colaboración de la Universidad Católica de Río de Janeiro y del compromiso generoso de los Heraldos del Evangelio. A ellos les manifiesto públicamente mi gratitud y agradecimiento por los esfuerzos realizados hasta ahora", dijo.

Interrogado por un periodista sobre los Heraldos del Evangelio, monseñor Scotti recordó una entrevista en la que el papa "se quedó sorprendido por la frescura de esta realidad que evangeliza". Precisó que hoy están no sólo en Brasil. Y puso ejemplos de su presencia en Italia.

Los Heraldos, añadió, "son parte de la realidad eclesial que sabe vivir una fe intensa y sencilla, donde la sencillez no significa banalidad, sino completa sintonía con el papa, con la reflexión teológica y profundizando constantemente".

Sobre el interés que ha despertado el premio Ratzinger también entre los jóvenes estudiantes de teología, monseñor Scotti reportó como un indicador que de las 32 universidades que habían adherido a comienzos de este año ahora han llegado a 90, y la gran cantidad de contactos epistolares que han tenido con jóvenes y personas interesadas en el tema.

Sobre la posibilidad de otorgar el premio a un teólogo de otra religión, el cardenal Ruini precisó: "La posibilidad y también la intención permanece. Tal vez incluso alguna mujer” agregó. En cuanto al número de ganadores "podrían ser también cuatro, según las contribuciones económicas que lleguen a la Fundación", dijo.

Interrogados sobre la fuga de noticias en el llamado 'Vatileaks', monseñor Scotti dijo: "Después de la filtración de noticias, nuestro sitio web ha tenido un aumento en las visitas. La fundación no sufrió ningún aspecto negativo y el caso ha llevado a un mayor conocimiento de la misma".

En alguna pequeña controversia registrada sobre el pensamiento de los ganadores del año pasado, en la que alguien dijo: "Ratzinger no lo piensa así", el cardenal señaló que es cierto que no todos los teólogos deben pensar lo mismo, lo que se tiene en cuenta es que 'sean personas que han trabajado y dado espacio en la búsqueda de Dios".