El nuevo director del IOR es un alemán de la Orden de Malta

El Vaticano firme en seguir las normas bancarias europeas. Restablecido el pago con tarjetas de crédito

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 2098 hits

El nuevo director del Instituto de Obras para la Religión, el IOR, es el alemán Erns von Freyberg, perteneciente a la Orden de Malta, nombrado esta mañana. Lo indicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi a los periodistas reunidos en la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Añadió que Freyberg estudió en la universidad de Munich y Bonn. Es fundador de la Daiwa Corporate Advisory GmgH. Es un líder de la Asociación para los Peregrinos de Lourdes de la Archidiócesis de Berlín, y miembro de la Soberana Orden Militar de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

“Los criterios para seleccionar al candidato fueron bien puestos ya en septiembre pasado, y la agencia de Viena presentó a casi cuarenta candidatos de alto nivel, llegando a una rosa de seis candidatos, y llegó después a una terna”. Precisó que la selección fue muy rigurosa y larga, realizada con gran seriedad.

El portavoz reivindicó también el interés del Vaticano en “actualizar todas las normas dadas por la Moneyval. Hay una voluntad clarísima de proceder en esta línea” dijo.

“La Comisión Cardenalicia de Vigilancia, del Instituto para las Obras de Religión (IOR), ha nombrado --siguiendo la norma de los Estatutos- al nuevo presidente del consejo de superintendencia al abogado Ernes von Freyberg”, dijo Lombardi”.

“Los otros cuatro miembros del Consejo de superintendencia mantienen su cargo --indicó- y la elección del nuevo número uno, es el resultado de una profunda evaluación y de diversas entrevistas que la Comisión Cardenalicia realizó, siempre con el soporte del Consejo de Superintendencia”.

Indicó que “se trató de un recorrido de algunos meses, meticuloso y articulado, lo que permitió evaluar numerosos perfiles de alto nivel profesional y moral. También con la asistencia de una agencia internacional independiente, líder en la selección de altos dirigentes de empresa”.

Señaló que Benedicto XVI “siguió de cerca todo el proceso de elección para elegir al nuevo presidente del Consejo de Superintendencia del IOR, expresó su total aprobación a la decisión de la Comisión Cardenalicia”.

El nuevo presidente del IOR estará tres días por semana presente en la institución, “y desde el momento que es muy competente, ese tiempo es más que suficiente”, indicó el portavoz.

El padre Lombardi, en un posterior comunicado, precisó que el presidente del IOR trabajará en exclusiva para el organismo financiero vaticano.

Seguirá siendo presidente de Blohm+Voss, y conservará las tareas de voluntariado para la Orden de Malta. 

En las próximas semanas, dejará los otros cargos que tiene actualmente.

El padre Lombardi precisa también en su nota que "la actividad fundamental del grupo  Blohm+Voss es la transformación y la reparación de naves de cruceros y actividades para la industria que opera en alta mar, como también la construcción de yates".

Actualmente también forma parte de un Consorcio, que construye cuatro fragatas para la marina alemana.

Un periodista había indicado, antes de esta precisió del portavoz vaticano, que el nuevo director del IOR pertenecía a un grupo industrial alemán que tiene astilleros que montan naves, algunas de las cuales de guerra. El padre Lombardi había desestimado que hubiera problemas: “No me parece honesto decir que un directivo, porque trabaja también para un astillero, es un provocador de guerra”, dijo. Durante la rueda de prensa, llegó un mensaje en el que se indicaba que dicho astillero ya había vendido dicha sección de naves de guerra, “con lo que la polémica está superada”, dijo.

El portavoz indicó que ve una tentación o tendencia a cargar las noticias en los medios, también para dar una presentación más dinámica y atrayente. “No me resulta ninguna lucha o batalla, dentro de la Comisión de Vigilancia, sí bien alguna diferencia se registró y sobre la cual se han clarificado”, precisó.

Restablecido el pago con tarjetas de crédito

De otro lado se confirmó --como indicado ayer- que el sistema de pago con tarjeta de crédito o débito ya está funcionando en el Vaticano, y por lo tanto, ya sea la entrada a los Museos Vaticanos, omo para otros servicios, se pueden pagar con el servicio P.O.S. (pago con tarjeta), sin problemas. Es la sociedad suiza Aduno, la que se ocupa ahora del servicio de pago telemático.

El pago con tarjeta había sido suspendido, desde el primero de enero pasado, cuando la Banca d'Italia, tomó la medida, pues dijo que el servicio P.O.S, gestionado entonces por el Deutsche Bank, funcionaba desde hace años sin la autorización de la filial italiana de dicho banco.

En julio pasado, un informe de Moneyval, el organismo de la Unión Europea contra el reciclaje de dinero, indicó que las autoridades vaticanas realizaron “un largo recorrido en un lapso de tiempo muy corto”, si bien aún quedan pasos por dar.