El nuevo embajador de Perú ante la Santa Sede entregó sus credenciales

Gamarra Skeels reiteró al papa Francisco la invitación: 'Esperemos nos visite lo antes posible'. El santo padre está bien informado de lo que sucede en nuestro país

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1007 hits

En la mañana de este 23 de setiembre, el papa Francisco recibió personalmente las cartas credenciales que acreditan como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Perú ante la Santa Sede, al diplomático de carrera Juan Carlos Gamarra Skeels. Posteriormente, el embajador Gamarra fue recibido en audiencia privada por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado. 

Durante la entrevista con el Santo Padre --porque ya se han suprimido los discursos de ambas partes--, se supo que el embajador Gamarra transmitió un especial saludo del presidente del Perú, Ollanta Humala y extendió su felicitación por la importante labor efectuada en los primeros seis meses de su pontificado. Se hizo un repaso de las excelentes relaciones entre el Perú y la Santa Sede, y del significativo progreso registrado en el Perú, con especial énfasis en la inclusión social.

A lo largo de su carrera diplomática el embajador Gamarra ha desempeñado destacados puestos en el exterior entre los cuales encargado de negocios en la Embajada del Perú en Rumanía (1995-1997); ministro de la Embajada del Perú en Bélgica, Unión Europea y Luxemburgo (2000-2005) y embajador en la Confederación Suiza y Liechtenstein (2009-2013).

En la Cancillería del Perú en Lima se desempeñó como director de Asia Pacífico de la Subsecretaría de Asuntos Económicos (1997-1999), director de Negociaciones Económicas Internacionales (2005), director general de México, Centroamérica y el Caribe (2005-2006) y director general del Gabinete del Ministro entre los años 2006 a 2009, junto a otras altas responsabilidades.

Terminada la ceremonia y ya reconocido como tal por El Vaticano, el embajador Gamarra le concedió una entrevista exclusiva a ZENIT, donde pudo abordar directamente sus impresiones del encuentro con el papa Francisco.

“La verdad es que ha sido un momento de lo más placentero. ¿Cómo describir una cosa que es increíble, emocionante? Es una persona tal cual como todo el mundo la describe, pero vista directamente es distinto. Es una persona que se acerca a uno, que se la siente de manera impresionante”.

Precisó que el santo padre trató con gran sencillez una serie de temas, “desde las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y Perú, a la situación de Latinoamérica, y temas también más personales”.

“No tuvo ningún tipo de limitación --añadió el embajador-- en el sentido que pasamos de un tema a otro, si bien el más importante fue constatar que la relación entre Perú y la Santa Sede es buena y que vamos a seguir trabajando para enriquecerla”.

Interrogado sobre si el santo padre está al corriente de la situación de Perú, el diplomático respondió que “sí, está al corriente” y que aunque “no entramos en pormenores, el papa sabe muy bien lo que está sucediendo”.

Le explique la situación del Perú --dijo el flamante embajador-- y su crecimiento. También el énfasis que el Gobierno está poniendo en la inclusión social que va muy a la par de lo que el papa desea. Lo hablamos y yo abundé en el tema”.

Sobre un viaje del papa a Perú, indicó que “el santo padre ha sido invitado oficialmente por nuestro país desde el primer día del pontificado y le reiteré ese deseo fervoroso del pueblo peruano. Somos conscientes que si no puede ser en el futuro cercano, esperemos que su visita sea lo antes posible.

El embajador indicó que estaba con su esposa y sus dos hijos, a quienes el papa saludó y se interesó por lo que estos jóvenes hacían, con gran calidez como si fuera uno de la familia.