El nuevo nuncio en Venezuela será promotor de reconciliación y de paz

El nuevo secretario de Estado, monseñor Parolín presidió la ordenación episcopal de monseñor Aldo Giordano, que le sucede en la nunciatura de Venezuela

Roma, (Zenit.org) Redacción | 543 hits

El secretario de Estado vaticano, monseñor Pietro Parolín, presidió ayer sábado por la tarde la ordenación episcopal de monseñor Aldo Giordano, nombrado nuncio apostólico en Venezuela por el papa Francisco y que por lo tanto sucede a Parolín en su anterior cargo. Hasta ahora, monseñor Giordano ha sido observador Permanente ante el Consejo de Europa.

La ceremonia fue en el estadio de Cuneo - norte de Italia - y estuvieron presentes en la ceremonia seis cardenales y treinta y tres obispos, entre los que se encontraban el prefecto de la Congregación por la Vida Consagrada, el cardenal João Braz de Aviz; el observador permanente del Vaticanoa ante la ONU en Ginebra, Mons. Silvano Tomasi, y el presidente de la Conferencia episcopal en Venezuela, monseñor Diego Patrón Sánchez.

Monseñor Parolín, llevó la bendición del papa y subrayó que Francisco ha hablado del rol de nuncio como mediador, que con la mediación hace comunión. "El papa recordaba además que la vida de los representantes pontificios es un poco como una vida de nómadas. A los nuncios se les pide la apertura y la ductilidad, que es indispensable para vivir en distintos ambientes, para confrontarse con culturas y situaciones sociales y eclesiales tan diferentes".

Monseñor Parolín, recordando el gran compromiso en Europa durante 20 años de monseñor Giordano, entre instituciones políticas y relaciones ecuménicas, ha hecho referencia a los desafíos que le esperan en América Latina, tierra de grandes pobrezas y de injusticias sociales. Así, ha afirmado: "Con sus inmensas pobrezas e injusticias sociales, la relación entre Iglesia y política, el significado de la elección preferencial por los pobres, la presencia en los medios de comunicación, el riesgo de crear una sociedad sin Dios. ¿Cómo anunciar a Dios en esta sociedad que está en riesgo de permanecer sin Él, de alejarse de Él?".

Concretando, monseñor Parolín ha afirmado que en Venezuela, "monseñor Giordano estará llamado a ser promotor de reconciliación y de paz, a reducir tensiones y contrastes, a sembrar esperanza". Del mismo modo ha subrayado que "incluso entre las peculiaridades del nuevo contexto queda el mismo compromiso como un testigo de la Iglesia encarnada por el papa Francisco. La Iglesia que busca el encuentro para comunicar la alegría del Evangelio".

Por su parte, monseñor Giordano dio las gracias a todos los amigos y los sacerdotes por el compartir y la oración y pidió apoyo para el nuevo recorrido a realizar, recordando que Jesús nos está esperando.