El obispo de Córdoba: 'La mezquita fue salvada gracias a los cristianos'

En cambio para construirla los musulmanes destruyeron la basí­lica de San Vicente

Roma, (Zenit.org) Redacción | 976 hits

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en una entrevista publicada hoy por Europa Press, indicó que si la antigua mezquita y hoy Catedral de Córdoba está a salvo es gracias a los cristianos.

Lo precisó al hacer el balance de las visitas y actividades del Museo Diocesano, que iniciaron en junio pasado y destinadas a dar a conocer la historia de la Córdoba cristiana desde sus orígenes, a través de visitas guiadas al Palacio Episcopal.

El obispo declaró: "Basta con acudir a la antigua mezquita y hoy Catedral de Córdoba, que, evidentemente, es un edificio único en el mundo que hicieron los musulmanes, pero no nos avergonzamos de ello, puesto que el cristianismo es inclusivo y acoge todo lo bueno que ahí en cualquier cultura y religión y, en este caso, la Mezquita de Córdoba no ha sido destruida".

Añadió que "sin embargo, no se puede decir lo mismo al revés, dado que en varios momentos, cuando los musulmanes han llegado, han arrasado con la cultura cristiana anterior".

Y en la entrevista añade que cuando llegaron los musulmanes "donde luego se levantó la Mezquita, estaba antes la Basílica de San Vicente, una gran basílica cristiana".

Mons. Fernández añadió que "Fernando III el Santo salvó la Mezquita", puesto que entró tras un asedio, "sin sangre, pues no hubo lucha sangrienta, e hizo capitulaciones con los líderes musulmanes que estaban dentro de la ciudad y les dijo: llevaos lo que queráis, pero dejad entera la Mezquita".

De modo que, la Mezquita la hicieron los musulmanes, pero está en pie gracias a Fernando III el Santo, porque ellos la habrían arrasado antes de irse". Todo esto concluyó, es “históricamente comprobable y es irrefutable".

Además, indicó el obispo de la ciudad española, el rey santo "reconquista y recristianiza Córdoba y su entorno, lo cual no consistió solo en llegar a la Mezquita y consagrarla como Catedral, sino poner medios para la catequesis y la evangelización, obispos, sacerdotes, monasterios y toda la cultura, pues Fernando III el Santo era un verdadero promotor de la cultura y de la religión cristianas e hizo un grandísimo favor al recristianizar toda esta zona" en el siglo XIII.

RED/HSM