El Óbolo de San Pedro hace posible la caridad del Papa

La colecta se celebra el próximo domingo, en vísperas de san Pedro y san Pablo

| 4684 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 25 de junio de 2009 (ZENIT.org).- En buena parte de las parroquias del mundo, en la misa de este domingo, tendrá lugar la colecta del Óbolo de San Pedro, con motivo del 29 de junio, solemnidad de los santos Pedro y Pablo, Jornada de la Caridad del Papa.

El dinero recogido el Papa no lo destina a los gastos de la Santa Sede, para ello existen otras colectas o ingresos, sino que se dedica a obras de ayuda a favor de los más pobres.

El Óbolo de san Pedro comprende también las contribuciones procedentes de los institutos de vida consagrada, de las sociedades de vida apostólica y de fundaciones, así como de donativos de fieles particulares.

Según los últimos datos disponibles que ha podido ver ZENIT, el Óbolo de San Pedro recogió en el año 2007 casi 80 millones de dólares, mientras que en el año precedente habían sido algo más de cien millones. En los próximos días se harán públicos los datos relativos al año 2008.

La generosidad de los católicos de Estados Unidos, según el informe, ha contribuido en un 28,29% a esta cantidad, en particular, con 18.725.327 dólares.

Siguen después Italia, que ha contribuido con el 13,04% (8.632.171), Alemania con el 6,08% (4.026.308 dólares), España con el 4,10% (2.715.524 dólares), Francia con el 3,68% (2.436.935 dólares), Irlanda con el 3,33% (2.205.917 dólares), Brasil con el 2,18% (1.441.987 dólares), República de Corea con 1,60% (1.055.701 dólares).

En el último año, según ha podido saber ZENIT, estas ayudas han sido destinadas a paliar la situación de poblaciones flageladas por catástrofes naturales (terremotos, inundaciones) o por la violencia (como fue por ejemplo el donativo que el Papa dio a Gaza tras la guerra en enero), a través del Consejo Pontificio "Cor Unum".

El Óbolo de San Pedro ha permitido, además, ayudar a la Ciudad de los Muchachos "Nazaret" de Ruanda, (la "Nazareth Boys Town" de Mbare), que acoge a huérfanos, con frecuencia víctimas del genocidio y la guerra civil.

Asimismo, el Óbolo ha permitido destinar ayudas a través e la Fundación "Populorum Progessio" para los campesinos e indígenas de América Latina, y a través de la Fundación "Juan Pablo II para el Sahel", que apoya proyectos de desarrollo en el África Subsahariana, especialmente donde se da el riesgo de la desertización.

Más información y donativos en:


www.vatican.va/roman_curia/secretariat_state/obolo_spietro/documents/index_sp.htm.