El p. Keith Newton dirigirá el ordinariato personal de Inglaterra y Gales

El sacerdote destaca las oraciones por la unidad con la Iglesia católica

| 1635 hits

LONDRES, lunes 17 de enero de 2011 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI nombró al padre Keith Newton, ex-obispo anglicano, como primer ordinario para el nuevo Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham, comunicó la Oficina de Información de la Santa Sede este sábado.

El padre Newton, de 58 años de edad, fue escogido por el Papa para dirigir el recientemente erigido ordinariato de Inglaterra y Gales para los grupos de clérigos y fieles anglicanos que han expresado su deseo de entrar a la plena comunión con la Iglesia católica.

El sacerdote es uno de los tres ex-obispos anglicanos que fueron ordenados para el sacerdocio católico el sábado en la catedral de Westminster. Los otros dos son los padres Andrew Burnham y John Broadhurst.

Al conocer su nombramiento, el padre Newton declaró: “Puedo volver la mirada sobre 35 años de ministerio ordenado con gran gratitud”.

“La Iglesia de Inglaterra me alimentó en la fe cristiana y fue en ella donde descubrí, como adolescente, mi vocación al ministerio ordenado que implicaba el servicio en Inglaterra y en África”.

“No veo mi recepción en la Iglesia católica como una ruptura radical sino como parte de una peregrinación de fe que está en marcha y que empezó en mi bautismo”, explicó.

“Desde mis años de adolescencia, he anhelado y rezado por la unidad colectiva con la Iglesia católica y la publicación de la constitución apostólica ha ofrecido la posibilidad de realizar este sueño”.

El sacerdote expresó una especial gratitud al arzobispo anglicano de Canterbury, Rowan Williams, “por su paciencia y amabilidad con los que hemos estado explorando el camino a seguir en los últimos meses”.

Y concluyó: “Espero que el ordinariato sea un regalo para la Iglesia católica y que yo, y los sacerdotes y personas que se unan al ordinariato, seamos útiles al conjunto de la Iglesia”.

Biografía

Nacido en Liverpool, Keith Newton se casó con Gill Donnison en 1973. Tienen tres hijos y un nieto.

En un comunicado sobre la creación del nuevo ordinariato, la Santa Sede explicó que “por razones doctrinales, no permite, en ninguna circunstancia, la ordenación episcopal de hombres casados”.

“Sin embargo -añadió- la constitución apostólica [Anglicanorum coetibus] prevé, bajo ciertas condiciones, la ordenación como sacerdotes católicos de ex-clérigos anglicanos casados”.

Keith Newton fue recibido en la Iglesia católica junto a su mujer el 1 de enero. Fue ordenado diácono católico el jueves, dos días antes de convertirse en sacerdote.

Anteriormente, había servido como sacerdote anglicano desde 1976 y como obispo de la Iglesia de Inglaterra desde 2002.

Colegialidad episcopal

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, el arzobispo Vincent Nichols, acogió la noticia del nombramiento del padre Newton como ordinario destacando que “demostrará ser un valioso miembro” de la conferencia.

En un comunicado publicado el jueves, el secretario general de la conferencia, el padre Marcus Stock, explicó: “Como ordinario del ordinariato tiene una autoridad y responsabilidades similares, según el derecho canónico, a las de un obispo diocesano por lo que será un miembro ex officio de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales.

“Como miembro de la conferencia, el ordinario participará plenamente, como un obispo diocesano, en sus debates y decisiones”, destacó.

“El ordinario ejercerá la responsabilidad colegiada para aplicar las resoluciones tomadas por la conferencia en la vida del ordinariato, igual que un obispo diocesano lo hace en su diócesis”, añadió.

El arzobispo Nichols aseguró a los tres sacerdotes “las oraciones continuas y el apoyo de la conferencia de obispos, al empezar ahora su nuevo ministerio en la Iglesia católica en el ordinariato personal”.

El comunicado de la Santa Sede destaca que esos tres sacerdotes “se encargarán de la preparación catequética de los primeros grupos de anglicanos de Inglaterra y Gales que sean recibidos en la Iglesia católica junto a sus pastores en Pascua”.

También “acompañan la preparación del clero para la ordenación al sacerdocio católico en torno a Pentecostés”.

En un mensaje publicado para la ordenación del sábado, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal William Levada, afirmó: “Os insto a todos vosotros a ayudar al nuevo ordinario en la misión única que le ha sido confiada no sólo con vuestras oraciones sino también con todo apoyo práctico”.