El Papa a delegación ortodoxa: Que nuestra comunión se haga plena unidad

La fiesta de los santos Pedro y Pablo y el encuentro del 27 de octubre

| 2144 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 28 de junio de 2011 (ZENIT.org).– “La comunión no completa que nos une debe crecer hasta alcanzar la plena unidad visible”, destacó Benedicto XVI en el discurso que dirigió este martes a una delegación del patriarcado ecuménico de Constantinopla a la que recibió en el Vaticano con motivo de la fiesta de los santos Pedro y Pablo.

Cada año, representantes de este patriarcado ortodoxo viajan a Roma para la fiesta del 29 de junio, y a su vez el patriarca Bartolomé I recibe en el Fanar a una delegación enviada por el Papa para la fiesta del patrón de la Iglesia de Constantinopla, el apóstol san Andrés, hermano de Pedro, el 30 de noviembre.

“La íntima cercanía espiritual que experimentamos cada vez que nos reunimos es para mí un motivo de profunda alegría y de gratitud a Dios”, destacó el Papa.

El diálogo avanza -puede parecer que despacio, dada la complejidad de los temas que se debaten- y debe continuar avanzando, constató Benedicto XVI.

“Estamos llamados a continuar juntos, en la caridad, este camino, invocando del Espíritu Santo luz e inspiración, en la certeza de que él nos quiere conducir al pleno cumplimiento de la voluntad de Jesús: que todos sean uno”, subrayó.

En este sentido, expresó su agradecimiento “a todos los miembros de la Comisión mixta y en particular a los Co-Presidentes, Su Eminencia el Metropolitano de Pérgamo, Ioannis, y a Su Eminencia el cardenal Kurt Koch, por su infatigable dedicación, su paciencia y su competencia”.

El Pontífice indicó la urgencia de este testimonio común en el mundo actual: “En un contexto histórico de violencia, indiferencia y egoísmo, muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo se sienten perdidos”.

“Y es exactamente con el testimonio común de la verdad del Evangelio con lo que podremos ayudar al hombre de nuestro tiempo a reencontrar el camino que conduce a la verdad -constató-. La búsqueda de la verdad, de hecho, es siempre también una búsqueda de la justicia y de la paz”.

En este contexto, el Papa se refirió a su invitación a Asís para el próximo 27 de octubre -a los responsables cristianos y de otras religiones y a personalidades del mundo de la cultura y de la ciencia- tras los pasos de Juan Pablo II para una “jornada de reflexión, de diálogo y de oración por la paz y la justicia en el mundo”.

Este encuentro tendrá como tema "Peregrinos en la verdad, peregrinos en la paz". Para el Papa, “el caminar juntos por las calles de la ciudad de San Francisco será el signo de la voluntad de continuar recorriendo la vía del diálogo y de la fraternidad”.