El papa a los Caballeros de Colón: "Sois defensores de la verdad moral del Evangelio"

El santo padre ha enviado un mensaje a la organización católica estadounidense en la conclusión de la 131ª convención en Texas

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1114 hits

Concluyó ayer la 131ª convención de los Caballeros de Colón, después de dos días de trabajo en San Antonio, Texas, dedicados la tema "sois protectores de los dones de Dios", expresión pronunciada por el papa Francisco durante la misa de inicio de pontificado. Para la ocasión, el santo padre ha querido saludar a los participantes a través de un mensaje firmado por el secretario de Estado Tarcisio Bertone.

En el año de la Fe - desea el papa - que cada Caballero de Colón pueda, a través de la "oración personal, la catequesis y las obras de caridad", encender de nuevo la "luz de la fe - lumen fidei  - que amplía nuestros horizontes, abre nuestros corazones al amor y guía nuestros pasos como individuos, familias y naciones a lo largo del camino de la esperanza a la cual Dios continuamente nos guía a nosotros y a toda la historia de la humanidad".

Reflexionado sobre la responsabilidad de los laicos en la misión de la Iglesia, el pontífice ha enviado a cada Caballero y cada Consejo "a testimoniar la naturaleza auténtica del matrimonio y de la familia, la santidad y la dignidad inviolable de la vida humana,  la belleza y la verdad de la sexualidad humana".

En esta época de cambios sociales y cultures rápidos - prosigue - "la protección de los dones de Dios no puede no incluir la afirmación y la defensa del gran patrimonio de verdad moral enseñada por el Evangelio y confirmada por la recta razón, que sirven como el fundamento de una sociedad justa y bien ordenada".

Finalizando la carta, Francisco expresa su aprecio por la obra de la organización católica estadounidense, fundada a finales del siglo XIX que actualmente cuenta con más de un millón ochocientos mil miembros. En particular, el papa destaca "el claro testimonio público ofrecido por los Caballeros de Colón en el proteger el derecho y el deber de los creyentes de participar de forma responsable, sobre la base de sus convicciones más profundas, en la vida de la sociedad".