El Papa a los franciscanos menores: sed frailes de la misericordia

El Santo Padre se reúne con los responsables de la Orden de los Hermanos Menores Franciscanos

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 797 hits

Llevad la misericordia y el compartir a todos los lugares del mundo. Es lo que el papa Francisco ha pedido a los responsables de la Orden de los Hermanos Menores Franciscanos, recibidos esta mañana en audiencia. El ministro general de la Orden, el p. Michael Anthony Perry, ha explicado algunos detalles del encuentro con el Santo Padre en una entrevista realizada con Radio Vaticana.

"Él ha comenzado recordando lo que ha experimentado en su vida con los franciscanos: la misericordia. Y ha dicho que nosotros debemos continuar llevando esta misericordia a todos, en cualquier parte del mundo, en los 112 países en los que nos encontramos con 13 mil frailes", ha explicado. Asimismo, el Santo Padre ha "hablado de nuestra espiritualidad: esta "minoría", la pobreza, los pobres de Cristo, que nosotros debemos mantener en el centro de nuestro testimonio. Y después también nuestra cercanía a los pueblos: ha subrayado esta dimensión por lo menos tres, cuatro veces".

Por otro lado, el p. Michael ha indicado que "nosotros nos encontramos en sintonía con el Papa sobre cuestiones del compartir y de la fraternidad. Vamos hacia el Capítulo del 2015, que tendrá lugar en Asís en mayo del año que viene. Participarán 130 frailes, con los provinciales de todas las entidades. El tema será: 'frailes y menores en el mundo, hoy'". Por tanto, ha añadido, "tocamos este compartir, esta fraternidad este signo de la misericordia de Dios hacia los pobres, los jóvenes y los ancianos".

A continuación, ha indicado que las prioridades pastorales de esta familia religiosa son "dar un testimonio con la vida: pocas palabras y más el testimonio de vida coherente. Y, segundo, caminar con los laicos: estamos todos en el mismo camino, en la Iglesia, en Cristo. Y esto es muy importante: no tratar a los laicos como trabajadores, como asistentes, sino realmente como discípulos. Me parece que esto para nosotros es muy importante. Y después continuamos con el servicio de la justicia y de la caridad en favor de los pobres y de los marginados".

Para concluir ha dado algunas indicaciones sobre la preparación para el próximo año, que será el Año de la vida consagrada y que en su caso coincide con la preparación al Capítulo 2015. "Estamos tratando de entender cómo revitalizar la vida contemplativa dentro de nuestro carisma y después la dimensión de la vida fraterna, la comunión entre nosotros y una comunión con todas las personas de cada religión y cultura, y también con la creación, con la naturaleza. Y después, en nuestra vida consagrada, la dimensión franciscana misionera en el mundo de hoy", ha explicado.