El papa abre el congreso de su diócesis

No ser devotos de la diosa lamentación, sino salir a buscar las 99 ovejas perdidas

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1782 hits

El papa Francisco abrió esta noche en Roma, el congreso eclesial de la diócesis de la ciudad eterna, sobre el tema “Yo no tengo vergüenza del evangelio”. Se realiza por primera vez en la Sala Pablo VI en el Vaticano, seguirá el martes en la catedral de esta capital, San Juan de Letrán, y concluirá el miércoles en las parroquias o prefecturas de las diócesis. La sala Pablo VI, la misma de las audiencias de los miércoles se quedó pequeña y en el exterior de la misma había un sector al aire libre conectado con pantallas gigantes. Eran al menos unas diez mil personas.

El papa Francisco recordó que “algunos cristianos parecen ser devotos de la diosa lamentación” y precisó que “el mundo es el mundo, el mismo que hace cinco siglos atrás” y que es necesario “dar testimonio fuerte, ir adelante” pero también “soportar, las cosas que aún no se pueden cambiar”. E invitó “con coraje y paciencia a salir de nosotros mismos, hacia la comunidad para invitarlos”.

Y añadió: “Sean por todas partes portadores de la palabra de vida, en nuestros barrios, dónde haya personas” y recordó al buen pastor que deja las noventa y nueve para buscar a una.

“Queridos hermanos, tenemos una y nos faltan 99, salgamos a buscarlas”, pidamos “la gracia de salir a anunciar el evangelio”. Porque “es más fácil quedarse en casa con una sola oveja, peinarla, acariciarla. Y exclamó: “Pero a todos nosotros el Señor nos quiere pastores y no peinadores”.

Y concluyó recordando que “Dios nos dio esta gracia gratuitamente, debemos darla gratuitamente”.

Allí se realizó un momento de reflexión que inició con algunas músicas interpretadas por el coro y de la orquesta de la diócesis de Roma. Mañana hablarán el vicario del papa para la diócesis de Roma, el cardenal Agostino Vallini y el obispo de Novara, Franco Brambilla.

En su invitación al evento, el cardenal Vallini indicó que “escogimos abrir los tres días de reflexión en la Sala Pablo VI para permitir una mayor participación de los agentes pastorales y los fieles”.

Y añadió: “Tendremos la alegría de escuchar al papa Francisco que después de tomar posesión de la basílica de 'San Giovanni in Laterano' el 7 de abril pasado, se encontrará nuevamente como obispo de Roma con la comunidad eclesial local”.

“En la cultura del mundo occidental --añadió Vallini- la fe corre el peligro de apagarse y por lo tanto es necesario reproponerla siempre con mayor credibilidad a través de la comunidad cristiana. Un empeño que nos asumimos y que quiere ser una ocasión para reflexionar en esta dirección”.

El tema del congreso es “Cristo, tú eres necesario. La responsabilidad de los bautizados en el anuncio de Jesucristo”.