El Papa alabó la resistencia de los cristianos al nazismo y al comunismo

El padre Lombardi comenta la segunda etapa del viaje de Benedicto XVI a Alemania

| 1449 hits

ERFURT, lunes 26 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).– En Alemania, el Papa rindió homenaje a los cristianos que resistieron al nazismo y al comunismo, destacó este fin de semana el padre Lombardi, al comentar la segunda etapa del viaje de Benedicto XVI, la de Erfurt, en la ex RDA, después de Berlín y antes de Friburgo.

Cristianos bajo totalitarismos

El director de la Oficina de Información de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, destacó ante la prensa que “el sentido de la homilía” del sábado por la mañana delante de la catedral de Erfurt fue “ante todo rendir homenaje a los cristianos de estas tierras de la ex Alemania del Este, donde realmente la vida religiosa no estaba nada favorecida, sino al contrario, se había hecho difícil también por el comunismo, después de haberlo sido por el nazismo”.

“Los cristianos sufrieron una situación de diáspora –precisó-. Una situación en la que llevando la fe era meritoria por su profundidad y su resistencia”.

El Papa valoró este testimonio el sábado y también el viernes, durante el encuentro con la población de Eichsfeld.

El motivo principal de estos encuentros fue el de alentar a los que ya habían manifestado una gran fidelidad.

“Naturalmente es un aliento a continuar frente a los nuevos problemas –los de la secularización- que existen en nuestra época, esos problemas que se refieren al olvido de Dios”, explicó el padre Lombardi.

La unidad de los cristianos

El portavoz también se refirió al gran mensaje para la unidad de los cristianos lanzado desde el convento de los agustinos en el que Lutero vivió como monje.

“El Papa destacó que era justamente la cuestión sobre Dios y sobre el Dios misericordioso del que tenemos necesidad. Ésta cuenta con una base sólida para los elementos comunes existentes entre católicos y protestantes”.

Sobre el encuentro que el Papa quiso mantener con víctimas de la pedofilia en la Iglesia, el padre Lombardi precisó que “no es ninguna novedad”.

“Este encuentro habla de la atención con la que el Papa sigue este problema que ha afectado gravemente a la Iglesia y con el que la Iglesia se compromete, a ejemplo y bajo la conducción del Papa Benedicto XVI para salir de él completamente”.

El padre Lombardi habló sobre el gran eco que tuvieron las palabras de Benedicto XVI en Berlín ante el Bundestag, el jueves 22 de septiembre.

“Servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia es y continúa siendo la tarea fundamental de los políticos”.

La responsabilidad social del político

“Muchos, en Alemania, han comprendido y apreciado este discurso del Papa que se dirigía a los políticos de su país, para mantener una memoria viva de los problemas, para no perder los puntos de orientación fundamentales, no sólo para la vida personal, sino también para la vida social”.

En cuanto a los disparos del sábado por la mañana, por una persona con un desequilibrio psicológico, dos horas antes de la llegada del Papa a la plaza de la catedral de Erfurt, el padre Lombardi tranquilizó sobre sus consecuencias.

“El episodio no tuvo ninguna importancia ni ninguna consecuencia sobre la celebración”, declaró.

“Diría que en cierto sentido, nadie se dio cuenta –explicó-. Fue un incidente totalmente marginal, ocurrido antes de la misa, lejos de la plaza, bastante lejos, y sin ninguna gravedad para la persona que resultó herida”.

Y concluyó: “No tuvo, pues, ninguna influencia sobre el desarrollo del viaje del Santo Padre”.

Por Anita S. Bourdin