El Papa alienta el «ministerio del pensamiento» promovido por los dominicos

Al concluir el Capítulo General de Definidores de la Orden de los Predicadores

| 767 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 17 agosto 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II envió su felicitación y su aliento a los religiosos de la Orden de los Predicadores --conocidos como dominicos-- al clausurarse este martes el 128 Capítulo General de Definidores de la Orden, que se celebró por primera vez en la historia en Polonia, en la ciudad de Cracovia.



Presidido por el maestro de la Orden, el padre argentino Carlos Azpíroz Acosta, el encuentro inaugurado el 27 de julio se celebró en el Convento de la Santísima Trinidad, donde se encuentra la tumba de san Jacinto, primer dominico polaco.

El Santo Padre en un mensaje firmado por el arzobispo Leonardo Sandri, sustituto de la Secretaría de Estado, alienta la continuación de la actividad apostólica de los dominicos, desde siempre «íntimamente ligada al "ministerio del pensamiento" que se expresa en el profundo estudio de los varios ámbitos de la ciencia y en el diálogo con ésta en el campo de la filosofía y la teología».

Esto permitirá a las generaciones de nuestro siglo, añade el Santo Padre, poder «beber en los manantiales de la auténtica sabiduría y del auténtico conocimiento», así como «asumir la responsabilidad de luchar por la dignidad de la persona humana en todos los aspectos de su vida individual y social».

El Capítulo de los Definidores, que se diferencia del Capítulo General y del Capítulo de los Provinciales, ha congregado a unos ochenta religiosos.

Cada una de las entidades de la Orden (38 provincias, 2 subprovincias, 9 vicariatos generales) han elegido a un delegado, a los que se han añadido delegados elegidos por algunos vicariatos regionales y provinciales y enviados del maestro (laicos dominicos, monjas dominicas, religiosas apostólicas dominicales, asistentes de la Curia).

Las sesiones de trabajo se han desarrollo en grupos de estudio que han afrontado diferentes argumentos: la predicación en relación con las nuevas tecnologías y lenguajes, la vida intelectual y la predicación, la vida comunitaria, la vocación y la formación, el gobierno, la economía.

Más información en http://www.krakow2004.dominikanie.pl