El Papa anima a «La Civiltà Cattolica» en su misión al servicio de la verdad

Recibe en audiencia a la redacción de la revista encomendada a los jesuitas

| 785 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 17 febrero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI alentó este viernes a los redactores y colaboradores de la revista «La Civiltà Cattolica» en su misión al servicio de la verdad y les sugirió caminos para continuar con su labor por la Iglesia atentos a los «signos de los tiempos».



Encomendada a los jesuitas, la revista quincenal fue instituida «perpetuamente» en 1850 por Pío IX, quien la dotó de un estatuto particular en el que se establece un vínculo especial con la Santa Sede.

En virtud de éste, los borradores de la revista se envían a la Secretaría de Estado de la Santa Sede para su aprobación definitiva. La publicación es la más antigua entre las italianas aún activas.

El Papa –que admitió su conocimiento y aprecio por la labor de la revista— recordó a los presentes que en nuestro tiempo «el Señor Jesús llama a su Iglesia a anunciar con nuevo impulso el Evangelio de salvación», lo que requiere presentar «de maneras eficaces el anuncio de la Buena Nueva» de acuerdo con «la situación histórica en que viven hoy los hombres y las mujeres».

«”La Civiltà Cattolica\", para ser fiel a su naturaleza y a su tarea, no dejará, por lo tanto, de renovarse continuamente, leyendo correctamente los “signos de los tiempos”», señaló Benedicto XV en su discurso --difundido en italiano por la Santa Sede--.

Y describió el contexto actual, en el que cada vez «se va afirmando más una cultura caracterizada por el relativismo individualista y por el cientismo positivista», una cultura «por lo tanto tendencialmente cerrada a Dios y a su ley moral, si bien no siempre adversa al cristianismo».

Por eso «es grande el esfuerzo que los católicos están llamados a realizar para desarrollar el diálogo con la cultura actual y abrirla a los valores perennes de la Trascendencia», reconoció.

Benedicto XVI añadió que el panorama actual también presenta «muchos signos de esperanza, fruto de la acción del Espíritu Santo», como «la nueva sensibilidad por los valores religiosos», «la renovada atención respecto a la Sagrada Escritura, el respeto de los derechos humanos en una medida mucho mayor que cuanto se hacía en un pasado reciente» y «la voluntad de diálogo con las otras religiones».

«En particular --subrayó— la fe en Jesús puede ayudar a muchos a acoger el sentido de la vida y de la aventura humana, ofreciéndoles esos puntos de referencia que frecuentemente faltan en un mundo tan frenético y desorientado».

«He aquí, entonces, donde se sitúa la misión de una revista de cultura como “La Civiltà Cattolica\" –manifestó Benedicto XVI--: participar en el debate cultural contemporáneo, sea para proponer, de modo serio y al mismo tiempo divulgativo, las verdades de la fe cristiana de forma clara y a la vez fiel al Magisterio de la Iglesia, sea para defender sin espíritu polémico la verdad, a veces deformada también a través de acusaciones carentes de fundamento a la comunidad eclesial».

El Papa apuntó hacia el Concilio Vaticano II –cuyas riquezas «doctrinales y pastorales, y sobre todo la inspiración de fondo, aún no han sido asimiladas plenamente por la comunidad cristiana»-- como un «faro en el camino» de la revista.

«Se trata de divulgar y apoyar la acción de la Iglesia en todos los campos de su misión», explicó.

El Santo Padre, quien antes de concluir «confirmó la confianza de la Santa Sede hacia la revista», indicó a sus redactores y colaboradores la necesidad de poner un particular empeño «en la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia, uno de los temas que en sus 155 años de vida» ha tratado la publicación «con mayor amplitud».

Por su parte, el padre Hans Kolvenbach --prepósito general de la Compañía de Jesús— agradeció al Papa la audiencia concedida a la comunidad de «La Civiltà Cattolica».

El encuentro es «para todos nosotros una señal de aprecio por el trabajo que nuestra revista realiza al servicio de la Santa Sede (...) y a la vez un aliento para proseguir con presteza en nuestro humilde servicio», manifestó, según recogió la emisora pontificia.

Página web: www.laciviltacattolica.it .