El Papa asistirá a un concierto en recuerdo de la II Guerra Mundial

El 8 de octubre en el Auditorio de la Vía de la Conciliación

| 1680 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes 29 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI asistirá, el 8 de octubre en el Auditorio de Vía de la Conciliación, junto al Vaticano, al concierto “Jóvenes contra la Guerra”.

El acto cultural se enmarca en las celebraciones del 70 aniversario del estallido de la Segunda Guerra Mundial, informó este martes la Oficina de Información de la Santa Sede.

La orquesta alemana InterRegionales JugendsinfonieOrchester (IRO), dirigida por Jochem Hochstenbach y Wolfgang Gönnenwein, interpretará música de Gustav Mahler y Félix Mendelssohn-Bartholdy.

La mezzosoprano Michelle Breedt y el actor austríaco Klaus Maria Brandauer ofrecerán textos de Johann Wolfgang von Goethe, Heinrich Heine, Paul Celan, Berthold Brecht y dos poesías escritas por niños internados en el “campo-guetto” de Theresienstadt.

El concierto está organizado por el Consejo Pontificio para la promoción de la Unidad de los Cristianos, la Comisión vaticana para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, la embajada de Alemania ante la Santa Sede y el Foro Cultural Europeo de la asociación cultural de Mainau.

El acto se enmarca en el proyecto “1939-2009: 70 años del estallido de la Segunda Guerra Mundial”, que será presentado a los medios de comunicación este jueves 1 de octubre en el Aula Juan Pablo II de la Sala Stampa de la Santa Sede.

En la presentación intervendrán el presidente del Consejo Pontificio para la promoción de la Unidad de los Cristianos, el cardenal Walter Kasper, y el embajador de la República Federal de Alemania ante la Santa Sede, Hans-Henning Horstmann.

La importancia de recordar los acontecimientos de la segunda guerra mundial ha sido destacada este mismo mes por Benedicto XVI.

Al finalizar el rezo del Ángelus el pasado 6 de septiembre en la ciudad italiana de Viterbo, Benedicto XVI afirmó que “no podemos no recordar los dramáticos hechos que dieron origen a uno de los más terribles conflictos de la historia”.

También pidió “que la memoria de estos acontecimientos nos empuje a rezar por las víctimas y por aquellos que aún llevan las heridas en el cuerpo y en el corazón”. (Cf. Zenit 6 de septiembre de 2009).