El Papa celebra una misa por cardenales y obispos fallecidos en el Jubileo

Adiós a los cardenales O´Connor, Kung Pin-Mei y Alzamora

| 816 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 14 nov (ZENIT.org).- Juan Pablo II recordó esta mañana, en una conclebración eucarística, a los cardenales, arzobispos y obispos fallecidos durante el año del gran Jubileo.



«Su recuerdo --dijo el pontífice--, unido al de todos los arzobispos y obispos difuntos, se asoma a nuestra memoria: durante su existencia han anunciado el Evangelio, han edificado la Iglesia, han distribuido los dones de gracia de los sacramentos, han hecho del bien".

En su homilía, el Santo Padre recordó en especial a los cardenales fallecidos en los meses pasados: Paolo Dezza, Ignatius Kung Pin-Mei, Antony Padiyara, Bernardino Echeverría Ruiz, John Joseph O´Connor, Vincentas Sladkevicius, Paul Zoungrana, Augusto Vargas Alzamora, Vincenzo Fagiolo, Paul Gouyon, Egano Righi-Lambertini y Pietro Palazzini.

Juan Pablo II afirmó que la peregrinación del hombre por el mundo «es un tiempo más o menos largo, que se nos ofrece para conocer a Cristo y para crecer en la comunión con El. Quien cree en el Hijo de Dios encarnado vivirá eternamente; quien lo ama no debe temer; quien se apoya en El no puede amedrentarse ante ningún obstáculo. Cristo es el objetivo fundamental de su existencia».

Según la Oficina Central de Estadística de la Iglesia, desde el inicio del año 2000 han fallecido 104 arzobispos y obispos, de los cuales once eran cardenales. En estos momentos, en el mundo, hay unos 4.500 obispos. En los 22 años de pontificado, Juan Pablo II ha nombrado más de 3.100 obispos, es decir, más de dos terceras partes de los prelados de los cinco continentes.