El Papa comerá en el arzobispado ortodoxo de Nicosia en su viaje a Chipre

Publicado el programa oficial de la visita de Benedicto XVI a la isla

| 2558 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 12 de abril de 2010 (ZENIT.org).- Benedicto XVI visitará el 5 de junio el arzobispado ortodoxo de Nicosia, donde compartirá una comida con el arzobispo de Chipre, Crisóstomo II.

Será durante el viaje que tiene previsto realizar a Chipre del 4 al 6 de junio de 2010, cuyo programa oficial publicó este sábado la Oficina de Información de la Santa Sede.

Benedicto XVI tiene previsto partir el viernes 4 de junio a las 9,30 horas, del Aeropuerto Internacional Leonardo da Vinci de Fiumicino (Roma), y llegar al Aeropuerto Internacional de Paphos (Chipre) a las 14 horas.

Allí, el programa del viaje incluye una ceremonia de bienvenida en la que el Papa pronunciará un discurso.

A las 15,15 horas está prevista su llegada a la iglesia de Agia Kiriaki Chrysopolitissa de Paphos. En el área arqueológica de esta iglesia, quince minutos más tarde, tendrá lugar una celebración ecuménica, en la que el Pontífice ofrecerá un discurso.

Al día siguiente, Benedicto XVI tiene prevista una visita de cortesía al presidente de la República en el Palacio Presidencial de Nicosia, a las 9,15 h.

Media hora más tarde, en el gran jardín del mismo palacio, el Papa mantendrá un encuentro con las autoridades civiles de Chipre y el cuerpo diplomático, a los que dirigirá un discurso.

A las 10,45 de ese sábado 5 de junio, está previsto un encuentro del Obispo de Roma con la comunidad católica de Chipre en el campo deportivo de la Escuela elemental de San Marón de Nicosia, en el que ofrecerá un discurso.

Después, a las 12,15 horas, el Papa realizará una visita de cortesía a su beatitud Cristóstomo II, arzobispo de Chipre, en el arzobispado ortodoxo de Nicosia, donde, con él y con las respectivas delegaciones, tiene prevista una comida a las 13,30 h.

Por la tarde, a las 17,30 horas, Benedicto XVI presidirá una Misa -y pronunciará una homilía- con sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, catequistas y representantes de movimientos eclesiales de Chipre en la iglesia parroquial latina de la Santa Cruz de Nicosia.

El domingo a las 9,30 horas, se celebrará, en el Palacio del Deporte Elefteria de Nicosia, la Misa con motivo de la publicación del Instrumentum Laboris de la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos.

El Papa presentará el documento de trabajo para esta asamblea que reunirá, del 10 al 24 de octubre de 2010 en el Vaticano, a patriarcas, obispos y otros representantes cristianos de Oriente Medio en torno al tema de la comunión y el testimonio en la Iglesia católica en esa turbulenta zona geográfica.

Durante la Misa del 6 de junio en Nicosia, Benedicto XVI pronunciará la homilía y después rezará el Ángelus.

A las 13 horas, el programa oficial prevé una comida con los patriarcas y obispos del Consejo Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, con el arzobispo ortodoxo de Chipre y con los miembros del séquito papal, en la nunciatura apostólica de Nicosia.

A las 16 horas está prevista la despedida de la nunciatura, y media hora después, una visita a la catedral maronita de Chipre, en Nicosia, en la que el Papa ofrecerá un saludo.

A las 17,45 horas, el Aeropuerto Internacional de Larnaca acogerá la ceremonia de despedida, en la que Benedicto XVI ofrecerá un discurso.

A las 18,45 horas, está prevista la salida en avión de Larnaca hacia Roma, donde está prevista la llegada al Aeropuerto Internacional de Ciampino a las 20,45 horas.

El viaje del Papa a Chipre es estratégico, pues, además de presentarse en él el instrumento de trabajo para la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, plantea temas centrales para este pontificado.

Entre ellos se encuentran el diálogo con la Iglesia ortodoxa local, que desde la elección del arzobispo Crisóstomo II se ha convertido en un poderoso motor de ecumenismo, y el diálogo con el Islam, a causa de la presencia turca en la dividida isla.

Su visita al país responde también a la invitación del presidente de la República de Chipre, Demitris Christofias el 27 de marzo de 2009 al ser recibido en el Vaticano.

Chipre, colonia británica hasta 1960, se dividió tras la independencia entre la población de origen griego y la de origen turco.

Tras una serie de conflictos entre ambas comunidades, en 1974 Turquía invadió el norte del país, constituyendo la República Turca del Norte de Chipre, no reconocida por la comunidad internacional. El país entró en la Unión Europea en el año 2004.

Tiene una población de casi 800.000 habitantes, de los que el 78% son greco-ortodoxos y el 18%, musulmanes.